Filipinas dice que ″respetará acuerdos firmados con EE.UU.” | El Mundo | DW | 13.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Filipinas dice que "respetará acuerdos firmados con EE.UU.”

Filipinas respetará el acuerdo militar firmado en 2014 que permite a Estados Unidos utilizar bases filipinas y aumentar su presencia en la región del Sudeste Asiático, aseguró el ministro de Exteriores, Perfecto Yasay.

El compromiso con el Pacto Mejorado de Cooperación en Defensa (EDCA), firmado por el anterior Gobierno, fue reiterado un día después de que el presidente del país, Rodrigo Duterte, llamara a las fuerzas especiales de EE.UU. a salir de la isla de Mindanao, bastión de varios grupos rebeldes.

"Duterte específicamente ha dicho que respetará todos los acuerdos firmados con cualquier nación, incluyendo EE.UU. y el EDCA", dijo Yasay, en una entrevista con la emisora local ANC. El canciller negó que las declaraciones del presidente supongan un cambio en la política exterior filipina y remarcó que con ellas Duterte solo persigue "salvar la vida de estos (norte)americanos", que podrían ser objetivo de grupos islamistas como Abu Sayyaf. "Queremos asegurar a los filipinos que no hay cambio en las políticas con respecto a la amistad cercana con los (norte)americanos", señaló Yasay.

Por su parte, el portavoz de la Presidencia, Ernesto Abella, aclaró en una rueda de prensa que las declaraciones de Duterte sobre la salida de tropas estadounidenses de Mindanao "no son políticas grabadas en piedra". "El presidente sólo está dando un aviso", dijo Abella, que afirmó que no se ha concretado una fecha para que las tropas estadounidenses abandonen Mindanao, en el sur del archipiélago.

El portavoz también dijo que las declaraciones de Duterte remarcan el giro hacia una política exterior más independiente sin "depender de ningún país superior" que persigue el Gobierno. "No le estamos dando la espalda a nadie (...) Solo estamos trazando nuestra propia trayectoria independiente", insistió Abella.

Miles de muertos en guerra anti-drogas de Duterte

Filipinas y EEUU reforzaron su colaboración militar en 2014 y son aliados tradicionales en la región, donde comparten una misma estrategia frente a Pekín en el conflicto territorial del mar de China Meridional.

No obstante, la relación entre ambos países ha sufrido un notable deterioro con la llegada de Duterte a la presidencia, propiciado por las críticas a su controvertida campaña contra la droga, que desde junio ha causado cerca de 3.000 muertos.

En dos meses de mandato, Duterte ha rechazado en varias ocasiones la interferencia de la Casa Blanca y causado incidentes diplomáticos tras llamar "hijo de puta" tanto al presidente, Barack Obama, como al embajador de EEUU en Manila, Philip Goldberg, por críticas a su violenta campaña antidrogas, que ha costado la vida a cerca de 3.000 personas, en buena parte en ejecuciones extrajudiciales.

JOV (efe, swissinfo)

DW recomienda

Publicidad