Festival de Bayreuth: siempre un escándalo | Cultura | DW | 24.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Festival de Bayreuth: siempre un escándalo

Los prolegómenos del Festival de Bayreuth nunca son aburridos. Esta vez la discusión no gira en torno a las rivalidades dentro del clan Wagner. Quien levanta ampollas es el director teatral Frank Castorf.

En entrevista con el semanario “Der Spiegel”, Frank Castorf, director de “El anillo del nibelungo”, comparó el Festival de Bayreuth con el antiguo régimen comunista de la RDA y amenazó con presentar denuncia judicial. También la elección del abogado para ello causó sorpresa: Gregor Gysi, que preside el grupo parlamentario “La Izquierda” en el Bundestag.

Deutschland Geschichte Musik Komponist Richard Wagner

Richard Wagner

“La tormenta se ha calmado, ha ganado el aburrimiento”: así describió Castorf las pruebas escénicas de este año. El peor de los juicios para un director de teatro que ama la libertad artística por sobre todas las cosas. Castorf escenificó en 2013 “El anillo del nibelungo”, que ahora vuelve a las tablas.

“Una atmósfera de miedo y genuflexión”

“Constato que toda la anarquía que Aleksandar Denic, mi escenógrafo, y yo trajimos aquí el año pasado, ahora es rechazada”. Para Castorf, en el Festival de Bayreuth reina una atmósfera de miedo y genuflexión. Por si eso fuera poco, agregó que la dirección del festival lo había tratado como a un “idiota”, rebajando su producción al nivel de un teatrillo municipal.

Esas duras palabras sorprendieron a más de uno, ya que la puesta en escena de “El anillo de los nibelungos” del enfant terrible del teatro alemán fue abucheada el año pasado durante dos minutos después de haber bajado el telón.

Deutschland Theater Theaterregisseur Frank Castorf

Frank Castorf

La nueva controversia se desató cuando se pensaba que el festival de este año iba a ser más bien tranquilo: por razones presupuestarias, este año no hay producciones nuevas. El festival comienza el 25 de julio con “Tannhäuser” bajo la dirección de Sebastian Baumgarten y la batuta de Axel Kober. La escenificación no se había ganado muchos amigos ya en 2013, cuando fue estrenada. Este año es representada por última vez, aparentemente con un remozamiento.

El lugar del mito

En el programa figura este año también “El holandés errante” bajo la dirección de Jan Philipp Gloger y con Christian Thielemann como director de orquesta, y la muy alabada escenificación de “Lohengrin” de Hans Neuenfels, en la que la responsabilidad musical es de Andris Nelsons.

El Festival de Bayreuth se celebró por primera vez en 1876, bajo la égida del propio Richard Wagner. Hoy, 138 años más tarde, es uno de los más importantes acontecimientos culturales y sociales en Alemania. Angela Merkel, la canciller federal, no viene este año el día de la inauguración, como lo suele hacer. La fiel wagneriana y su esposo, sin embargo, acudirán más tarde para presenciar todo el ciclo del “Anillo”.

La demanda de entradas es enorme también en 2014: están agotadas ya desde hace años. Muchos wagnerianos no dan importancia a los escándalos y escandalillos y van al edificio del festival en Bayreuth para gozar de su excepcional acústica. El director de orquesta alemán Axel Kober, que debuta en Bayreuth el 25 de julio, lo resume asi: “Bayreuth es para todo wagneriano un lugar mítico”.