FARC: “Gobierno de Uribe el principal obstáculo para negociar″ | Destacados | DW | 09.06.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Destacados

FARC: “Gobierno de Uribe el principal obstáculo para negociar"

Una exhortación del presidente Chávez para que las FARC libere incondicionalmente a los rehenes ha captado la atención de los medios europeos. DW-WORLD conversó al respecto con el politólogo alemán Dario Azzellini.

Las nuevas declaraciones del presidente Chávez arrojan interrogantes acerca de su postura frente a las FARC

Las nuevas declaraciones del presidente Chávez arrojan interrogantes acerca de su postura frente a las FARC

"La guerra de guerrilla pasó a la historia y ustedes en las FARC deben saber una cosa: ustedes se han convertido en una excusa del imperio para amenazarnos a todos, son la excusa perfecta. El día que

se haga la paz en Colombia se le acabó la excusa al imperio, la principal que tiene, el terrorismo", afirmó el presidente venezolano, Hugo Chávez, en su programa "Aló presidente". DW-WORLD conversó al respecto con Dario Azzellini, politólogo y experto en Venezuela y Colombia, autor de varios libros de análisis y películas acerca de la situación de ambos países.

Usted tiene relaciones personales con el presidente Hugo Chávez y también ha participado con él en el programa “Aló Presidente”. En su opinión, ¿cómo hay que entender las últimas declaraciones del presidente venezolano?

Si se refiere a la petición de que las FARC libere a los rehenes, eso no es nada nuevo; lo dice el presidente Chávez desde hace más de dos años. El impedimento principal ha sido más bien el gobierno de Álvaro Uribe; esto no es una aseveración de Chávez sino del gobierno francés, pues, por ejemplo el ataque al Ecuador acabó con la persona de contacto entre Francia y la guerrilla. No se trata de una propuesta nueva, sólo ha sido repetida, en vista de que las FARC, después de la muerte de Marulanda, tienen una dirección nueva. Chávez ha repetido su exhortación a liberar a los rehenes y con ello abrir el camino para negociaciones.

¿Usted no ve diferencia entre la postura del presidente Chávez de comienzos del año 2008 -cuando solicitó que las FARC fuesen catalogadas de “grupo beligerante”- a ahora cuando dice que en América Latina está fuera de orden un movimiento guerrillero armado?

Por lo menos no lo encuentro contradictorio; lo uno no excluye lo otro. No hay otro camino para una solución del conflicto en Colombia que catalogar a todas las partes de un conflicto como beligerantes. Las negociaciones en Irlanda del Norte, en Sudáfrica o en Palestina no han tenido otro curso. En un determinado punto hay que reconocer a la contraparte del conflicto. Sin ello no puede haber conversaciones.

Lo que propone el presidente Chávez ahora es que la guerrilla colombiana suelte, sin condiciones, a los 40 rehenes. ¿Se trata quizá de una concesión del presidente venezolano hacia la comunidad internacional? Las FARC integran la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea…

Lo que dice es sólo en parte verdad, esa lista no ha sido ratificada por todos los países de la Unión Europea. Esa lista fue un deseo del presidente Uribe, y además, tampoco importa pues en la política se trata de negociar. Y es completamente irrelevante si la UE opina que tiene que poner a la organización en una lista o en la otra.

Esta exhortación ha sido más clara, sí; pero a mí me gustaría que se hiciera el mismo hincapié en el llamado hecho al gobierno colombiano. Colombia está aislada en América Latina; el presidente Uribe, según el informe de los Servicios Secretos de Estados Unidos de 1991, ocupa el puesto 82 de 180 involucrados con el narcotráfico en Colombia.

No debemos olvidar tampoco que 55 parlamentarios de Uribe se encuentran siendo procesados por colaboración con los paramilitares y el narcotráfico. De ellos 36 están en la cárcel, entre ellos el presidente del Parlamento. Eso deja claro que las FARC tienen que cooperar para que las negociaciones se muevan, pero que el principal obstáculo ha sido el propio gobierno colombiano, que se ha negado a negociar. El que Colombia hace poco haya hecho volar por lo aires al encargado de las negociaciones no habla precisamente a favor de su disposición a conversar.

"No se puede hablar de elecciones libres": ¡siga leyendo!

Mexico, Protest vor der kolumbianischen Botschaft In Mexiko-Stadt

Protesta ante la Embajada Colombiana en Ciudad de México

En su opinión, ¿cómo debería manifestarse una disposición a negociar por parte del gobierno colombiano? Los presidentes colombianos anteriores no tuvieron demasiado éxito conversando con la guerrilla. También por ello llegó al poder el presidente Uribe con su política de mano dura; buena parte de la población colombiana apoya la política de su presidente…

Yo tomaría eso como un rumor. En Colombia no se puede hablar de libertades democráticas, y por ello tampoco se puede decir que el resultado de las elecciones refleja la aceptación de un partido entre la población. La participación electoral ronda el 40% en Colombia, y la presión militar es tan alta en ciertas regiones, que no puede hablar de elecciones libres.

No se trata tampoco de si los presidentes anteriores fracasaron o no; no hay ni un solo ejemplo de que una guerra civil pudo nunca haber sido controlada por la presencia masiva del aparato militar, como lo hace Colombia –contra las FARC, el ELN y otras organizaciones guerrilleras- desde hace 50 años con apoyo de la mayor fuerza militar del mundo, los Estados Unidos. Y no lo logra. Por ello no existe otro camino que la negociación.

Bajo Uribe se han incrementado los gastos, la situación económica del país ha empeorado y el balance de los derechos humanos ha empeorado. El paramilitarismo –según los informes de algunas organizaciones humanitarias- no ha sido desmontado, sino que sus hechos criminales han quedado impunes. Esta es una situación que no es comparable a la de ningún país latinoamericano. El punto es en qué medida las clases altas del país estarán dispuestas a sentarse a negociar, sin que haya cambios estructurales en el país entero.

Las FARC se financian mediante el narcotráfico y la industria del secuestro. Según informes de la prensa, en las computadoras incautadas en el campamento que atacaron las fuerzas colombianas en Ecuador se encontró información que prueba que el presidente Chávez apoya a la guerrilla colombiana…

Eso es falso y es una mentira propagada por la propaganda de Uribe. En la página 18 del informe de Interpol se asevera que después del día en que fueron encontradas las computadoras, 54.000 mil archivos han sido manipulados. Este informe tampoco dice nada acerca del contenido de esos archivos; toda la información acerca del contenido procede de los Servicios de Inteligencia Colombianos y del presidente estadounidense, George W. Bush. Tampoco se ha comprobado si las computadoras fueron encontradas en el campamento, lo único que les consta es que después de cierta fecha los archivos fueron alterados.

En lo que atañe a las FARC y el narcotráfico se ha comprobado que apoyan los plantíos de coca, que los acepta en sus territorios y que cobra impuestos. Todo el resto no le consta a nadie, no se ha dado el caso todavía de que alguien de las FARC haya sido sentenciado por narcotraficante. Entretanto se ha sentenciado a más miembros de la Embajada de Estados Unidos en Bogotá que a miembros de las FARC. Por otro lado, el ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso confesó haber financiado sus actividades con el narcotráfico y las organizaron todo con el visto bueno del Ejército y el gobierno colombiano. Es decir, hay pruebas de que gobierno y ejército colombiano han estado involucrados en el narcotráfico y en las violaciones a los derechos humanos.

Una violación a los derechos humanos es que las FARC mantengan cautivos a tantos rehenes…

De la misma manera se encuentran cientos de inocentes en las cárceles colombianas, se trata de un conflicto armado. Estamos frente a un conflicto bélico, hay muchos miles de familiares organizados de manera civil y legal que en Colombia están en prisión o que son asesinados anualmente. De la manifestación en contra de los paramilitares a comienzos de marzo hasta hoy han sido asesinados 8. Que el paramilitarismo es un brazo del gobierno no es un secreto para nadie. Human Rights Watch, una organización de derechos humanos bastante conservadora, califica el paramilitarismo como “la sexta división del ejército colombiano” y habla de que éste se encuentra absolutamente integrado en las estructuras estatales.

Volviendo al cambio en la postura del presidente Chávez: ¿por qué se da ésta justo después de la muerte de Marulanda?

Todo cambio en la directiva de una organización ofrece la posibilidad de volver a barajar las cartas. Se trata ahora de aprovechar las nuevas oportunidades; a ello se debe ese llamado de Chávez a liberar a los rehenes y a abrir el camino a las negociaciones. El problema principal es el gobierno colombiano, y en el continente americano eso queda claro. Si uno no sigue la prensa europea –que muchas veces tiene información errónea- o la prensa colombiana fiel al gobierno sino la prensa de todo el continente latinoamericano, se dará cuenta que el presidente Uribe se encuentra completamente aislado. Y que aparte de Perú nadie lo apoya. Cuando Colombia bombardeó a Ecuador no hubo ningún país que la apoyara. Los países latinoamericanos le exigen dar pasos para hacer posibles las negociaciones.

¿Usted no ve en la nueva postura del presidente Chávez una maniobra para distraer la atención de los problemas internos? Según la prensa internacional, el presidente se confronta en este momento con su propio pueblo…

Si la información proviene de la prensa internacional, permítame decirle que ésta es un chiste. Lo único que hace es copiar lo que escribe los grandes periódicos nacionales. Debería preguntar con mayor seriedad. Las elecciones que hubo ratificaron a Chávez en el cargo con porcentajes que ningún otro presidente ha obtenido en América Latina. No existe motivo para dudar del apoyo a Chávez, según las últimas encuestas –también de opositores- el presidente venezolano cuenta actualmente con el apoyo del 60% de la población.

Páginas 1 | 2 | Artículo completo

DW recomienda