Familia de Dagmar Hagelin se alegra por condena al exmilitar argentino Astiz | Argentina | DW | 30.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Argentina

Familia de Dagmar Hagelin se alegra por condena al exmilitar argentino Astiz

La familia de la joven sueca Dagmar Hagelin, desaparecida en la última dictadura argentina, se mostró satisfecha por la condena a cadena perpetua al exmilitar argentino Alfredo Astiz.

Alfredo Astiz, exmilitar culpable de la desaparición y asesinato de personas durante la dictadura militar en Argentina (1973-1986), fue condenado a cadena perpetua el 29.11.207.

Alfredo Astiz, exmilitar culpable de la desaparición y asesinato de personas durante la dictadura militar en Argentina (1973-1986), fue condenado a cadena perpetua el 29.11.207.

La familia de Dagmar Hagelin expresó su satisfacción este jueves (30.11.2017) por el resultado del proceso en el que fue condenado a cadena perpetua el exmilitar argentino Alfredo Astiz, culpable de la muerte de la joven sueca.

Veintinueve personas, entre ellas Astiz, recibieron ayer (29.11.2017) prisión perpetua y otras 19 condenas menores en el mayor juicio por delitos de la última dictadura (1976-1983) realizado en Argentina, en el que otros seis acusados fueron absueltos.

"Es una alegría para toda la familia después de todos estos años en los que mi padre ha luchado y trabajado duro con el caso de Dagmar, con juicios, testimonios y viajes a Argentina", declaró a la agencia sueca TT el hermano de la desaparecida, Jonathan Hagelin.

Su padre, Ragnar Hagelin, falleció en octubre del año pasado sin poder ver a Astiz condenado, una circunstancia que su hijo lamenta mucho, aunque cree que "allá donde se encuentre seguro que está al tanto de todo".

Hagelin tenía 17 años cuando en enero de 1977 fue secuestrada en las afueras de Buenos Aires por un "grupo de tareas" de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), la principal cárcel clandestina del régimen militar.

Según Jorge Camarasa, autor del libro "El verdugo" (2009), que reconstruye la historia de la joven, Hagelin fue secuestrada por error por los agentes de la dictadura, que la confundieron con María Antonia Berger, una militante del grupo guerrillero Montoneros.

Juicio contra exmilitares argentinos por crímenes de lesa humanidad: de izqda. a dcha.: Jorge Eduardo Acosta y Alfredo Astiz (llamado el Ángel de la Muerte). (29.11.2017).

Juicio contra exmilitares argentinos por crímenes de lesa humanidad: de izqda. a dcha.: Jorge Eduardo Acosta y Alfredo Astiz (llamado el "Ángel de la Muerte"). (29.11.2017).

En la etapa de investigación del caso, se dio por probado que Astiz, apodado "El ángel de la muerte", comandó el operativo que culminó con el secuestro de Hagelin, a quien previamente hirió con un disparo de arma de fuego.

El suyo fue uno de los casos de desaparecidos a manos de la dictadura con mayor repercusión a nivel internacional.

El histórico proceso, que duró cinco años y tenía 54 imputados, comprendía 789 casos de crímenes de lesa humanidad cometidos en la ESMA, donde funcionó la mayor cárcel clandestina del régimen y en la que se calcula que estuvieron detenidas ilegalmente cerca de 5.000 personas.

"Uno siente tanto asco de todo lo que dicen esos militares, que tenían que hacer esto o lo otro en interés del país. Verlos sentados comportándose de forma arrogante, burlándose al recibir las sentencias, muestra lo inhumanos que son", dijo Jonathan Hagelin.

CP (efe, dpa)

DW recomienda