Fallo obligaría al Estado alemán a regresar parte de costos de estudio | Alemania | DW | 18.08.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Fallo obligaría al Estado alemán a regresar parte de costos de estudio

Mientras los estudiantes en Chile y Gran Bretaña salen a las calles a protestar por los altos costos de la educación, en Alemania libran una batalla jurídica para rebajarlos. Con éxito.

default

Estudiantes de la Universidad de Colonia en un simposio sobre pobreza.

Hasta ahora, los costos de la educación en Alemania no eran deducibles de los impuestos. Eso puede cambiar pronto tras dos fallos de la Corte federal de Finanzas (BFH), con sede en Münster, que obligan a las autoridades recaudadoras a regresar a los estudiantes un porcentaje de los costos asumidos durante sus años de estudio.

En principio, toda la educación en Alemania es gratis. Si bien siempre los estudiantes han pagado un aporte semestral (Studentenbeitrag) que rodea los 200 euros, en vista de la precaria situación económica de las comunas, cada vez más universidades han introducido una matrícula semestral (Studiengebühren) de unos 500 euros. En total, un estudiante universitario en Renania del Norte Westfalia, por ejemplo, paga más de 700 euros semestrales por los costos de estudios.

Mejorar nivel educativo, pero ¿con qué dinero?

Deutschland Student Protest Flash-Galerie

Escolares y estudiantes alemanes exigen, desde hace años, mejores condiciones, como en esta marcha en 2009.

Los costos para los estudiantes empezaron a crecer proporcionalmente a la reducción de los medios financieros de cada Land o Estado federado. La educación, sus estrategias, estructuras e infraestructura, son en Alemania de competencia exclusiva de cada Land. Así lo previó el sistema federal alemán desde su fundación. Pero lo que se concibió como una saludable competencia nacional por los mejores colegios y universidades impide hasta hoy una reforma general que atienda realmente las necesidades educativas. Cada Land defiende aguerridamente su sistema y sus estructuras. Así, a menudo, los medios no alcanzan para satisfacer el objetivo nacional: mantener - y elevar - el alto nivel de innovación científica y tecnológica alemán.

Desde comienzos de los años 90, las cajas de muchas universidades empezaron a vaciarse. Tanto que no era posible garantizarles una silla y una mesa a los matriculados. Así que muchas universidades elevaron los costos de los estudios, como la Universidad de Colonia, en donde desde el semestre de invierno 2006/2007 cada estudiante venía pagando unos 700 euros semestrales, sin incluir seguro médico, ni alimentación, ni vivienda ni transporte ni libros.


Esperanzas para estudiantes en Renania

Pero la llegada de la coalición de socialdemócratas y verdes al gobierno de Renania de Norte-Westfalia en 2010 le mejoró las perspectivas a miles de estudiantes en este Land. A partir del próximo semestre de invierno 2011/2012, la matrícula semestral por valor de 500 euros será abolida. Se espera que otros Länder, como Hamburgo y Baden-Württemberg sigan el ejemplo de Düsseldorf. Baviera, al contrario, aprobó un alza de costos de matrículas hasta de 2.000 euros para postgrados.

Entretanto, los estudiantes han librado una batalla jurídica en búsqueda de la reducción o abolición de los costos de estudio, que ahora da frutos. En dos casos, la Corte federal de Finanzas (BFH) falló a favor de los estudiantes que, en un futuro, podrían exigir del Estado parte del dinero pagado por estudios. El fallo, empero, conmina primero al legislativo a reformular le ley de recaudación de impuestos que “no es clara”. Así que hasta que eso no suceda, dichos fallos no tendrán consecuencias prácticas.

Gastar en estudios es invertir

Lateinamerikaner in Deutschland

Estudiantes colombianos en Colonia, Alemania.

La Asociación alemana de Asesores Tributarios (DStV) saludó los fallos “toda vez que, en vista de los altos costos de la educación, es legítimo exigir del fisco un porcentaje de lo pagado”. Hasta ahora los estudiantes que declaran renta sólo podían anotar los costos de los estudios como “pérdidas”, recuerda Uwe Rauhöft , del Nuevo Gremio de ayuda para la Declaración de Impuestos.

Declarar como “pérdidas”, cuando, probablemente, se trata de la mejor inversión en la vida de una persona, es algo que muchos no comprenden en Alemania. Tampoco aún el Gobierno. Por eso el fallo ha caído como una balde de agua fría en este verano alemán, de por sí aguado. Aún así, “los fallos son una señal en la dirección correcta”, dijo Patrick Meinhardt, vocero para educación de la bancada liberal en el Bundestag.

Contribuyentes siguen siendo los mayores financiadores

Pero mientras unos han sido sorprendidos, sobre todo en el ministerio federal de Finanzas, otros se declaran absolutamente en contra de que el fisco le regrese a los estudiantes parte de los costos, ya que los verdaderos costos de la educación en Alemania son asumidos por los contribuyentes, que los pagan con sus impuestos.

En todo caso, desde ya, vale la pena incluir los costos de estudios en la declaración de renta. El fallo insta a las autoridades tributarias a reconocerles a los estudiantes cuatro años de estudios con retroactividad. Hasta el 31 de diciembre de 2011 vence el último plazo para presentar el formulario de 2007. Otra cosa es que las autoridades acepten hacerlo efectivo.

Autor: José Ospina-Valencia

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda

Publicidad