Expertos critican expansión de Mercosur | América Latina | DW | 06.12.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Expertos critican expansión de Mercosur

Después de Venezuela, ahora es Bolivia el que ingresa a Mercosur. La expansión del bloque sudamericano es visto por expertos como una reacción a la Alianza del Pacífico. "Debemos acercarnos a nuestros vecinos", exhortan.

Dos décadas desde la fundación el Mercosur se conforma más en una alianza política. Aunque el mercado común ofrece ventajas arancelarias, éstas son compartidas por naciones “asociadas”. Durante la cumbre en Brasilia el 6 y 7 de diciembre el ingreso de Bolivia se encuentra en la agenda. El país tiene estrechas relaciones económicas con otros países andinos, pero políticamente se encuentra más cercano al Mercosur.

Esto último también vale para Venezuela, país que fue acogido en junio de 2012. Su ingreso fue controvertido en un momento en el que la membresía de Paraguay había sido suspendida. Los otros tres miembros fundadores cuestionaron la destitución del presidente Fernando Lugo, llamándola inconstitucional y desconociendo la legitimidad democrática del gobierno sucesor.

También Bolivia logró ingresar al bloque pese a la ausencia de Paraguay, que volverá a tener derecho a voto tras las elecciones generales de abril de 2013. Paraguay se siente relegada y reclama que su suspensión ha sido utilizada para hacer del Mercosur una plataforma política. En esta percepción el país no está solo.

MERCOSUR Venezuela Brasilien Uruguay Argentinien

Aliados políticos más que económicos.

Alianza del Pacífico

En junio pasado México, Perú, Colombia y Chile fundaron la Alianza del Pacífico. Los países que la conforman aportan un 35% del Producto Interno Bruto (PIB) latinoamericano y más de un 55% del comercio exterior. Los gobiernos de esos países constituyen en polo opuesto a los gobernantes de izquierda agrupados en Mercosur.

En medio se encuentra Bolivia, que económicamente está predestinada a cooperar con los países andinos, Colombia, Ecuador y Perú. Entre enero y septiembre de 2012 Bolivia exportó a esa región mercancías por un valor de casi 900 millones de dólares (unos 700 millones de euros), casi el doble que lo que destinó a Argentina, Uruguay, Brasil y Paraguay.

Sin embargo, políticamente, el presidente socialista Evo Morales, se encuentra más cercano a los países del Mercosur. Por ello se considera la expansión del Mercosur como una respuesta a la Alianza del Pacífico. “La expansión del bloque lo sitúa en competencia directa con la Alianza del Pacífico”, afirma Williams Gonçalves, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad de Río de Janeiro, que añade: “Desde el punto de vista económico, el ingreso es para Bolivia irrelevante”.

Esta impresión es compartida por José Botafogo Gonçalves, vicepresidente honorario del Centro Brasileño de Relaciones Internacionales. “El ingreso de estos países tiene un carácter político, sin ninguna utilidad práctica desde el punto de vista económico o comercial”. Para poder acceder al bloque el país aspirante debe adherirse a la unión aduanera y de libre comercio. “No creo que Bolivia o Venezuela lograrán cumplir con este requisito”, advierte Botafogo.

Dilma Rousseff Cristina Kirchner Brasilien Argentinien

El respaldo de Dilma Rousseff, algo que bien puede necesitar Cristina Fernández.

Cooperar, en vez de competir

Sin embargo el posicionarse políticamente contra la Alianza del Pacífico, es algo que el ex diplomático considera como una medida equivocada. “Tenemos que acercarnos a nuestros vecinos en vez de competir con ellos”, subraya Botafogo.

Los bolivianos observan el ingreso de su país en el Mercosur con recelo y la razón es que para ser miembro Bolivia tendría que renunciar a la Comunidad Andina de Naciones (CAN). Colombia, Ecuador y Perú conforman la alianza más importante para Bolivia.

El analista boliviano Julio Alvarado considera que Argentina y Brasil podrían sacar un beneficio económico del ingreso boliviano, pues están interesados en sus reservas de gas, tanto como en el petróleo venezolano. “El Mercosur quiere las materias primas bolivianas y no sus productos industriales, por ello las asociaciones industriales bolivianas están tan preocupadas”. Alvarado señala que ningún estudio ha podido destacar alguna ventaja de Bolivia al ingresar en Mercosur. “Bolivia considera su ingreso no como una oportunidad económica, sino como una alianza política e ideológica”, subraya.

Autor: Rafael Roldão/ EU

Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda