Experto alemán apoya que Mundial de Qatar se juegue en verano | Europa | DW | 22.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Experto alemán apoya que Mundial de Qatar se juegue en verano

El experto en seguridad deportiva alemán Helmut Spahn cree que Qatar no debería tener problemas en organizar el Mundial de fútbol de 2022 tanto en el verano como en el invierno boreal. “No se está organizando aquí una misión a Marte. Aquí se está organizando un torneo de fútbol con 64 partidos en un período de cuatro semanas”, dijo a dpa Spahn, director del Centro Internacional para la Seguridad en el Deporte (ICCS), con sede en Doha.

Spahn, que vive y trabaja en Qatar y tuvo a su cargo la seguridad del Mundial de Alemania 2006, cree que el país del Golfo Pérsico está capacitado para organizar el certamen incluso en junio y julio, cuando las temperaturas pueden superar ampliamente los 40 grados. “Ambas opciones son posibles y para ambas están preparados los qataríes”, argumentó en diálogo con dpa.

“No se deben soslayar tampoco los avances técnicos. Hace 15 años los iPhones ni figuraban en agenda. Hoy tenemos autos eléctricos y las técnicas más modernas de refrigeración. ¿Cómo puedo saber lo que será posible en 2022? Jugar y entrenar es posible en verano. Pero claro, si los aficionados quieren moverse de un lado a otro será difícil bajo 45 grados”, añadió.

Destaca cercanía de sedes

El secretario general de la FIFA, Jérôme Valcke, sugirió días atrás que la gran cita del fútbol podría ser disputada en el invierno, pero poco después la propia FIFA aclaró que no se tomará una decisión hasta después del Mundial de Brasil.

Spahn, de 52 años, cree que el país podrá organizar un buen certamen en cualquier fecha y rechazó las críticas por la falta de tradición futbolística del país. “Los aficionados estarán cien por ciento entusiasmados, de eso estoy convencido. Se dice siempre que Qatar es muy pequeño y que no tiene historia futbolística. Pero los aficionados sólo necesitan un vuelo y una habitación en un hotel. Entre los estadios no hay mucho más que media hora de viaje”, dijo Spahn, que destacó la cercanía entre las sedes.

"Los hinchas podrán ver entrenamientos de Brasil, Italia o Alemania sin tener que viajar. Si quieren, pueden ver tres partidos en un día. Y se podrán encontrar con aficionados de otros países. En este sentido será similar al espíritu olímpico”, explicó. Pese a los elogios, el experto se mostró preocupado por los informes de organizaciones no gubernamentales que denunciaron pésimas condiciones de trabajo en las obras del torneo. “Hubo casos espantosos. Y con seguridad no es ninguna diversión trabajar en una obra bajo 40 o 45 grados”, sostuvo. (dpa)

Publicidad