Exagente de la CIA condenado a cárcel por espionaje con China | El Mundo | DW | 23.11.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Exagente de la CIA condenado a cárcel por espionaje con China

Jerry Chun Shing Lee pasara casi dos décadas encarcelado por divulgar información clasificada de Estados Unidos, cargos que él niega.

El exagente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, fue sentenciado este viernes (22.11.2019) a 19 años de prisión por entregar información de defensa nacional para ayudar al gobierno de China. La defensa, del ahora convicto, desestima las pruebas.

"Lee traicionó a su propio país por codicia y puso en riesgo a sus antiguos colegas", dijo Alan Kohler, agente especial de contrainteligencia del FBI en Washington. "La seriedad de su traición y crimen se demuestra con la sentencia de hoy", indicó.

El exagente de 55 años, un ciudadano estadounidense naturalizado que trabajó para la CIA de 1994 a 2007, fue arrestado en 2018 por poseer ilegalmente información clasificada de defensa estadounidense que, según la Fiscalía, entregó a la inteligencia chinas. La acusación asegura que Lee se mudó a Hong Kong en 2010 y comenzó a aceptar pagos de Pekín a cambio de información confidencial sobre la CIA.

La defensa señala discrepancias

El caso ha generado mucha especulación especialmente porque le tomó seis años a la Fiscalía -desde la primera investigación contra Lee- para llegar a su arresto. En mayo pasado, Lee se declaró culpable de un cargo de conspiración por entregar información de defensa nacional para ayudar a un gobierno extranjero. Sin embargo, tanto el equipo de defensores como los acusadores tienen discrepancias sobre la existencia de pruebas reales de tal espionaje.

Foto de Jerry Chun Shing Lee.

El exagente trabajó para la CIA entre los años 1994 y 2007.

La defensa de Lee insistió en que no se ha probado que él le dio información a los chinos, ni que haya aceptado – en un lapso de tres años- 840.000 dólares de Pekín a cambio de nombrar a espías estadounidenses, como se alega. Los abogados defensores razonan que Estados Unidos nunca probó que el dinero provenía de China, o que Lee ejecutó algún plan para entregar secretos gubernamentales. "Lo que el gobierno describe es su peor pesadilla posible”, dijo la abogada defensora Nina Ginsberg quien agregó que el gobierno solo pudo especular que dicho escenario realmente ocurrió.

Por su parte, la Fiscalía aceptó que no tienen evidencia directa que pruebe qué fue lo intercambiado, ni tampoco que los 840.000 dólares en efectivo, que Lee depositó en su cuenta bancaria, provenían de la inteligencia china. Pero la parte acusadora argumentó que Lee nunca pudo brindar una explicación sobre la procedencia del dinero.

Lee contaba con un negocio de tabaco en Hong Kong, que era un fracaso, aseguró la Fiscalía. "La única conclusión lógica es que (la inteligencia china) estaba recibiendo información de alta calidad de parte del acusado”, especuló el fiscal Neil Hammerstrom, argumento que fue aceptado por el juez de Distrito T. S. Ellis III quien determinó la condena.

ama (afp, ap, The New York Times, NPR)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

DW recomienda