Eurozona: fuerte señal para los mercados financieros | Economía | DW | 12.10.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Eurozona: fuerte señal para los mercados financieros

Reunidos en París, los países de la eurozona quieren dar una "fuerte señal" a los mercados financieros de todo el mundo. Las medidas concretas en cada país se darán a conocer el lunes.

default

Foto de grupo en París: la eurozona y Gran Bretaña estrechan filas.

La lucha contra el caos financiero internacional va tomando formas concretas. Luego que el sábado el G7 se pusiera de acuerdo en un plan de cinco puntos contra el escoraje de numerosos bancos, el domingo ha salido a la palestra también la eurozona, para tratar de devolver la confianza a los mercados.

"Nuestro objetivo es definir una acción coordinada para la eurozona, para que en los próximos días podamos tomar medidas nacionales que armonicen entre sí", dijo Angela Merkel en París. Por un lado, los Estados con el euro como moneda de pago quieren estabilizar los mercados internacionales, por otro no discriminar a ningún país.

La reunión en la capital francesa es una necesaria y decisiva señal para los mercados internacionales, pero particularmente para el área del euro, cuyo valor con respecto al dólar ha caído en los últimos días.

También participa Gordon Brown

En la cumbre urgente participa también Gordon Brown, el primer ministro británico, a pesar de que su país no pertenece a la eurozona. Nicolas Sarkozy, presidente francés y presidente de turno del Consejo de la UE, lo invitó porque Gran Bretaña está en el ojo de la tormenta financiera.

De la partida son también José Manuel Barroso, presidente de la Comisión de la UE; Jean-Claude Trichet, el presidente del Banco Central Europeo y Robert Fico, el primer ministro de Eslovaquia, cuyo país introducirá el euro como moneda de pago a partir de comienzos del año próximo.

Este miércoles se coordinarán entre sí también todos los 27 países de la UE. "Quiero que Europa hable con una sola voz", dijo Sarkozy patéticamente. "Los ministros de Finanzas del G7 tomaron buenas decisiones con respecto a los principios básicos para enfrentar esta crisis", dijo por su parte Barroso, pero "es necesario un plan más detallado". En eso está ahora la Unión Europea.

Los ministros de G7 ya acordaron el sábado emplear todos los medios a disposición, incluida la participación estatal, para impedir el colapso de los bancos más relevantes para el sistema financiero; solucionar el bloqueo del mercados de créditos interbancarios, garantizar los depósitos, revivificar el mercado hipotecario y mejorar la rendición de cuentas de los bancos.

Alemania, Gran Bretaña y Francia toman la delantera

Brown quiere "vender" al resto de Europa el modelo británico. Londres puso a disposición de los bancos 500.000 millones de libras esterlinas (636.00 millones de euros) para garantizar los créditos interbancarios –que actualmente están paralizados y constituyen uno de los principales problemas— y aumentar el capital propio de las instituciones bancarias hasta 50.000 millones de libras esterlinas.

Francia y Alemania planean para este lunes reuniones especiales de Gabinete para llevar a la práctica las resoluciones del domingo. El paquete alemán puede ascender a varios cientos de miles de millones de euros. Francia se propone garantizar, siguiendo el modelo británico, los créditos interbancarios. Una resolución al respecto será tomada también el lunes en el seno del Gabinete. Ahora sólo queda esperar… y rezar.

DW recomienda