Europa y la ″política de favores″ de Trump | El Mundo | DW | 03.12.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Europa y la "política de favores" de Trump

La estrategia de la Casa Blanca de "intercambio de favores" con los aliados no se limita a Ucrania. La investigación de juicio político de Estados Unidos revela muchas trampas para los socios europeos.

Donald Trump dice que no se presentará a las audiencias del juicio político, pero en el Capitolio, algunos funcionarios han estado diciendo las cosas por su nombre, para su gran alarma. Los testimonios del embajador interino en Ucrania, Bill Taylor; el diplomático David Holmes; la ex asesora del Consejo de Seguridad Nacional, Fiona Hill, entre otros, han puesto en evidencia cómo algunas de las prioridades de política exterior de Trump se basan en sus ambiciones políticas personales.

El embajador en la Unión Europea, Gordon Sondland, testificó que el gobierno esperaba un "quid pro quo", pero no se disculpó por utilizar todos los medios diplomáticos a su disposición para cumplir estos deseos. En cambio, dice que ese es su trabajo.

Terreno incómodo

Ian Bond, director de política exterior del Centro para la Reforma Europea, fue un diplomático británico que en el pasado trabajó en Washington. Bond dice que en circunstancias normales, todos los que tratan con Estados Unidos sobre el caso de Ucrania sabrían quiénes eran sus interlocutores en la embajada, el Departamento de Estado y el Consejo de Seguridad Nacional. Nadie habría buscado al abogado personal del presidente o al embajador de Estados Unidos en la Unión Europea.

Fiona Hill y David Holmes testifican ante el Comité de Inteligencia de la Cámara baja, Washington (21.11.2019)

Fiona Hill y David Holmes testifican ante el Comité de Inteligencia de la Cámara baja, Washington (21.11.2019)

"Para muchos gobiernos, este será un terreno muy incómodo porque también puede salirles el tiro por la culata", explica Bond a DW. "Puedes hablar con alguien que te diga que está haciendo esto o aquello en nombre del presidente y, acto seguido, tus conversaciones pueden ser objeto de una audiencia de juicio político", advierte.

Bond agrega que "los gobiernos europeos pragmáticos sin duda aprenderán de esto que hay que ver quiénes son las personas de confianza del presidente... una forma muy disfuncional de hacer negocios".

Iveta Cherneva, analista independiente de política exterior en Bulgaria, dice que el posible impacto de estas revelaciones no es simplemente hipotético, dado que ya lo percibió antes de la reciente visita a la Casa Blanca del primer ministro búlgaro, Boyko Borissov. Cherneva dice que su gobierno estaba nervioso, a pesar de ser miembro de la Unión Europea y un aliado de la OTAN, y uno de los pocos que está gastando por encima del objetivo de la alianza del 2 por ciento del PIB en defensa. Las prácticas de la Casa Blanca están "enviando un mensaje claro de que hay que trabajar en torno a la agenda personal de Trump para ser tomado en serio en la política exterior de Estados Unidos", apunta a DW.

"Si usted es Bulgaria, entonces se pregunta: ¿debería ofrecer una "torre Trump” o un campo de golf Trump?", agrega Cherneva.

"No es normal"

Este tipo de situación es inquietante para Rachel Rizzo, de la Fundación Robert Bosch, en Berlín, y analista de seguridad transatlántica. "Es casi como si la gente hubiera aceptado lo que está sucediendo como la nueva normalidad y no debería ser, nada de lo que está sucediendo es normal", enfatiza.

Rizzo insta a los europeos a defender una diplomacia tradicional más transparente. "Va a requerir más esfuerzo de los europeos", dice a DW. "Nadie quiere sentir la ira de Trump porque él es tan impredecible".

El impacto del drama del juicio político en el estado de ánimo ya voluble de Trump se verá en su máxima expresión esta semana en la reunión de la OTAN en Londres, el primer gran evento internacional al que el mandatario asiste desde que comenzaron las audiencias.

(rr/ers)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda