1. Ir al contenido
  2. Ir al menú principal
  3. Ir a más sitios de DW

Europa: "un asunto sentimental"

Gabriel González19 de mayo de 2005

En la idílica ciudad francesa de Nancy se reunieron los dirigentes de Francia, Alemania y Polonia en la VI cumbre del 'Triángulo de Weimar' y aprovecharon para pedir el 'sí' a la Constitución Europea.

https://p.dw.com/p/6fWM
"Y ahora vamos por el dinero de los ingleses"Imagen: AP

Entre los cientos curiosos que se encontraron en la recién restaurada plaza de Nancy las mayorías fueron claras. "Sí a Europa" se escuchó desde todos lados cuando el presidente francés, Jaques Chirac, su colega polaco, Alexander Kwaniewski, y el canciller alemán, Gerhard Schröder, se decidieron a tomar un baño de multitudes. La celebración de esta cumbre, en un momento en el que el 'no' vuelve a estar en cabeza de los sondeos, es considerada muy oportuna por el Elíseo, ya que simboliza una Unión Europea ampliada beneficiosa para sus pueblos.

Chirac escogió los bastidores perfectos para reforzar el "sí" a la Constitución Europeas en su país. La plaza de Stanislas de Nancy, con sus puertas de oro y sus fachadas estilo Rococó, es una joya arquitectónica del siglo XVIII y fue construida por iniciativa del rey de Polonia Stanislas Leszczynski, último duque de Lorena y suegro de Luis XV.

El show del "sí"

"En una plaza como ésta sentimos que no sólo somos franceses, polacos o alemanes sino también europeos", dijo Gerhard Schröder en su discurso ante más de mil personas. "Además se siente que Europa no sólo es un asunto racional sino también un asunto sentimental", añadió el canciller alemán. Schröder no se cansa de buscar ocasiones y palabras para apoyar a su amigo francés en la difícil tarea de convencer a los franceses de las ventajas de la Constitución Europea. En varias ocasiones, en particular el pasado día 26 durante el Consejo de ministros conjunto franco-germano en París, el canciller alemán ha apoyado con firmeza los llamamientos de Chirac por el 'sí'.

Alexander Kwaniewski tampoco se dejó pasar la oportunidad. "Necesitamos a Francia como un arquitecto activo de Europa en el siglo 21", dijo el presidente polaco en la rueda de prensa final. Por ahora, Kwaniewski no tiene tantos problemas como Chirac. En Polonia, la Constitución Europea también se someterá en un referéndum a la votación del pueblo. Las más reciente encuestas revelan, no obstante, una clara mayoría a favor de la Constitución.

Negociaciones sobre el presupuesto comunitario

Sobre otro asunto del que se habló en Nancy también parece haber concordia. Los tres dirigentes acordaron exigir una revisión del llamado "cheque británico" en las negociaciones sobre el presupuesto comunitario de la Unión Europea para el período 2007-2013.

El "cheque británico" es la devolución al Reino Unido de parte de su contribución al presupuesto comunitario de la que Londres se beneficia desde 1984. El emocionante chillido de Margaret Thatcher ("I want my money back") que tanto asustó a los lideres europeos en aquel entonces, ya pasó definitivamente a la historia de las anécdotas. La noticia no será de agrado para Tony Blair. Pero para los presentes en Nancy tiene que haber sido una tremenda satisfacción de poder llegar a acuerdos sobre el dinero de alguien ausente.