Europa: ningún país a salvo de los ataques de los hackers | Sociedad | DW | 08.01.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Europa: ningún país a salvo de los ataques de los hackers

Un millar de datos de políticos y celebridades fueron robados en Alemania. No obstante, una mirada a los países vecinos demuestra que incluso los países pioneros digitales no tienen receta contra los ataques de hackers.

Las investigaciones aún se están llevando a cabo en Alemania, quien está detrás del robo de datos de unos 1.000 políticos, celebridades y periodistas. El martes se anunció que la Oficina Federal de Policía Criminal arrestó a un sospechoso: un joven de 20 años de Hesse, quién declaró estar motivado por enojo contra los políticos. Ahora, Alemania  está debatiendo la creación de una policía cibernética.

No solo el escándalo de Facebook en torno a la ahora insolvente Camebridge Analytica muestra con qué frecuencia los datos confidenciales caen en malas manos. El robo de datos se ha convertido en una constante de la digitalización de la economía, la política y la sociedad.

La cadena hotelera Marriott tuvo que admitir en noviembre del 2018 que perdió 500 millones de datos de clientes. Asimismo, el pasado otoño  la aerolínea British Airways reconoció que se perdieron los datos de alrededor de 380,000 reservas de tarjetas de crédito. En otoño de 2016, se anunció que hackers habían capturado 57 millones de registros del operador estadounidense Uber. En enero de 2014, los piratas informáticos capturaron los datos de aproximadamente 800.000 clientes del gigante francés de telecomunicaciones Orange.

Marriott Hotel in China (Getty Images)

Gran hotel, gran pérdida de datos: 500 millones de datos de clientes desaparecieron del Grupo Marriott.


Francia: Un ataque aterrador

En Francia, los hackers atacaron los servidores de la empresa constructora francesa, Ingérop. Se tomaron documentos vinculados con infraestructura relacionada con la seguridad, incluidos datos de centrales nucleares, prisiones y redes de tranvías.

Según los informes de los medios de comunicación que se hicieron públicos en noviembre, los datos de la empresa de construcción también incluyen ubicaciones de cámaras de video en prisiones de alta seguridad, documentos sobre el depósito de desechos nucleares planificado en el noreste de Francia e información personal de más de 1.200 empleados de la compañía. 

Estonia tampoco escapa a la fuga de datos

Incluso los emblemáticos  países digitales tampoco viven más seguros, tal y como experimentaron los ciudadanos de Estonia. En verano de 2017, la noticia de la fuga de datos causó un revuelo por la tarjeta de identidad electrónica. Hasta entonces, el gobierno de uno de los países bálticos más pequeños había hecho creer a sus ciudadanos que formaban parte de la primera sociedad completamente digitalizada del mundo.

Con todas sus ventajas, se entiende. En el centro del proyecto, "e-Estonia" se ubicó  el documento de identidad electrónico, que almacena todo lo que conforma a los ciudadanos de la nación pionera digital: desde la declaración de impuestos hasta la votación en la elección.

Estland elektronische Aufenthaltskarte (e-Residency Team)

La tarjeta de identidad electrónica en Estonia hace todo posible, inclusolos ataques de los hackers.

Con una población total de aproximadamente 1,3 millones de habitantes, aproximadamente 750.000 ciudadanos se vieron directamente afectados por la filtración de datos. El gobierno estonio luego trató de suavizar las ondas, alegando que la fuga de datos ahora estaba cerrada. La tarjeta de identidad digital permaneció en circulación, pues no había llegado ser a un ataque significativo.

No obstante, en 2007, los grupos de hackers atacaron a Estonia por primera vez y paralizaron los servidores centrales del país. Además de los sitios web de varias escuelas, bancos y periódicos,  atacaron los sitios web de las autoridades, los ministerios y el Presidente. El primer gran ataque cibernético afectó durante cuatro días a todo un país. Se sospecha que una red de hackers de la vecina Rusia está detrás de estos ataques.

Suecia: los escándalos de datos son materia de crisis gubernamentales

En Suecia, un escándalo de datos en el verano de 2017 causó una crisis gubernamental. En ese momento, se reveló que el departamento de transporte público del estado había subcontratado su administración de la tecnología de la información a la empresa informática IBM dos años antes. La compañía estadounidense, a su vez, contrató a subcontratistas en la República Checa y Rumania para que prestasen servicios en las bases de datos.

Schwedischer Ministerpräsident Stefan Löfven (picture-alliance/dpa/M. Gambarini)

Stefan Löfven, actualmente Primer Ministro en funciones de Suecia: Un escándalo de datos puso en jaque a su gobierno en 2017.

A pesar de la falta de autorización de seguridad, los especialistas en TI pudieron obtener acceso a datos confidenciales del ejército sueco, lo que sacudió a la población sueca. Para el gobierno del momento, la pérdida de datos fue la prueba: dos ministros dieron un paso atrás, pero no pudieron pacificar la situación políticamente inestable del país. 

Además, quien piense que al menos en Suiza los datos siguen siendo seguros, se equivoca tal y como prueba el reciente el robo de datos en el proveedor de telefonía Swisscom, que perdió 800.000 datos de clientes.

(ja/jov)

 

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

DW recomienda