Europa con luna y estrellas | Europa | DW | 04.10.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Europa con luna y estrellas

Tras un dramático tira y afloja, la Unión Europea dio luz verde al último minuto a las negociaciones de adhesión con Turquía. Jack Straw y Abdula Gül iniciaron conversaciones en una ceremonia simbólica.

Turquía dio un paso gigantesco hacia Europa.

"Turquía dio un paso gigantesco hacia Europa".

La noticia causó furor en Turquía, en donde la prensa nacional amaneció salpicada de titulares entusiastas. Al fin y al cabo Ankara ha aguardado este momento durante 40 años. "Un paso gigante en un largo y estrecho camino", era el tono de los encabezados de la prensa. Sin embargo entre la población el júbilo no era el mismo y reflejaba cierta decepción por la disputa entre europeos sobre el ingreso de su país al selecto club europeo.

En Alemania, el canciller Gerhard Schröder, uno de los principales defensores del ingreso de Turquía en la Unión Europea, celebró el éxito en Luxemburgo, que calificó como "el cumplimiento de una promesa que hizo la UE a Turquía hace más de cuarenta años". Schröder vaticinó negociaciones largas y complicadas y recomendó a Ankara continuar el camino de reformas de manera consecuente con el objetivo de adherirse a la UE.

Türkei Beitrittsverhandlungen Reaktionen Zeitungen

Los diarios turcos reaccionaron con júbilo a la decisión de la UE.

Brindis de madrugada

El ministro del Exterior turco, Abdullah Gül, arribó a Luxemburgo a la medianoche del lunes para iniciar en una ceremonia simbólica, las conversaciones de adhesión. Gül y su homólogo británico, Jack Straw, cuyo país tiene la presidencia en turno de la UE, firmaron el acuerdo marco que abre las negociaciones de adhesión entre europeos y el país musulmán. "Hemos escrito historia", dijo el jefe diplomático británico, mientras que su homólogo turco calificó el momento como un "cambio trascendental en las relaciones entre su país y la UE, que sin duda transformará a Turquía". Según fuentes diplomáticas, la declaración 'constructiva' de Turquía arrancó una ovación entre los presentes.

Österreich EU-Beitrittsverhandlungen Türkei Außenminister Ursula Plassnik

La ministra del Exterior de Austria, Ursula Plassnik.

Bloqueo austriaco

Las negociaciones entre los ministros de la UE en Luxemburgo estuvieron a punto de fracasar debido a la oposición de Austria y Chipre. Tras un maratón de negociaciones de más de cuarenta horas, la presión de los otros 24 países acabó doblegando la resistencia chipriota y del país alpino. En el texto oficial quedó la formulación de diciembre pasado que precisa que las negociaciones con Turquía tienen como objetivo su adhesión. Viena aceptó que la membresía plena esté condicionada al proceso de negociaciones. La fiscal del Tribunal para los crímenes de la ex Yugoslavia, Carla del Ponte, certificó por su parte, que el gobierno de Zagreb está colaborando plenamente con el Tribunal para capturar a los criminales de guerra croatas, lo que abrió para Croacia el camino hacia Europa.

Un nuevo orden del caos

Bildgalerie Nach den Wahlen Fischer hat fertig

El todavía jefe de la diplomacia alemana, Joschka Fischer.

El ministro alemán del Exterior, Joschka Fischer reconoció que las negociaciones de adhesión con Turquía durarán por lo menos una década antes de que el país islámico adquiera plena membresía. "En el transcurso de ese tiempo también la Unión Europea tendrá que transformarse", dijo. Fischer, quien ha anunciado su dimisión como ministro, se mostró relajado pese a las arduas negociaciones. "Así es Europa y yo soy alguien que puede vivir con el caos, sobre todo cuando del caos se puede establecer un nuevo orden, y eso es lo que sucede ahora", reconoció.

Analistas turcos pro-occidentales califican el acuerdo como estratégico, toda vez que Turquía ha dejado de ser el aliado de la OTAN que en los tiempos de la guerra fría custodiaba el flanco sur-este del continente. Turquía es ahora un socio fundamental en el crítico cinturón del Medio Oriente y el mundo árabe. En todo caso, pese a los comprensibles temores de europeos y de la población turca misma, lo cierto es que las negociaciones serán largas y complejas. Europeos demandan reformas y mejoras en cuestiones fundamentales como democracia, derechos humanos, la cuestión armenia, el conflicto kurdo y el problema chipriota.

Además hay cuestiones prácticas que el país tendrá que implementar como son la integración de 35 capítulos del derecho comunitario en sus propias leyes. Lo que se traduce en 35 posibilidades para que un país miembro de la UE bloquee el proceso utilizando su derecho de veto. Cada uno de esos capítulos asumidos por Turquía deberá recibir el beneplácito unánime de los 25 países miembros de la UE.

DW recomienda

  • Fecha 04.10.2005
  • Autor Eva Usi
  • Imprimir Imprimir esta página
  • Enlace permanente https://p.dw.com/p/7FtI
  • Fecha 04.10.2005
  • Autor Eva Usi
  • Imprimir Imprimir esta página
  • Enlace permanente https://p.dw.com/p/7FtI