Eurodinámica: Día Internacional de la Biodiversidad | Eurodinámica | DW | 19.05.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Eurodinámica

Eurodinámica: Día Internacional de la Biodiversidad

El 22 de mayo se celebra el Día Internacional de la Biodiversidad. Expertos en la materia señalan a Deutsche Welle la importancia de los ecosistemas para la protección del clima y de las especies.

default

Parque natural cerca de Brandemburgo.

El Día Internacional de la Biodiversidad pretende resaltar la importancia del significado que tiene la preservación de las especies de flora y fauna en todo el mundo. Las especies reaccionan de manera diferenciada a los cambios climáticos. Pero como dice Nicholas MacGregor, de la organización británica Natural England, ninguna especie vive completamente aislada.

“A veces crecen hojas en las plantas antes de lo previsto. Los insectos que las comen también nacen más pronto. Pero los pájaros que devoran a los insectos no son tan flexibles y no pueden adelantar su ciclo reproductivo. Esta discrepancia puede tener repercusiones en la sobrevivencia y reproducción de las especies”, dice.

Arrecifes en riesgo

Algunas especies desaparecerán de sus hábitats normales, como las grullas en Alemania, dice Beate Jessel, presidenta de la Oficina Federal para el Cuidado de la Naturaleza. Los cambios del clima amenazan no sólo a especies aisladas, sino también a ecosistemas completos. Por ejemplo, los arrecifes de coral en las aguas tropicales y subtropicales podrían padecer por el calentamiento global.

“Los arrecifes rinden un gran servicio ecológico; por ejemplo, en lo que se refiere a la contención de las mareas altas. Son ecosistemas muy ricos que tienen gran relevancia para la pesca, el suministro de alimento o el turismo. Como ejemplo tenemos los corales australianos. Pero ahora éstos sufren daños y sabemos que el límite de dos grados impuesto por la política no será suficiente para salvar los arrecifes coralíferos de todo el mundo.”

No sólo los arrecifes están amenazados. Otros ecosistemas como los bosques y los ríos también contribuyen a mantener el ciclo del agua, la cadena alimenticia y la regulación del clima. Así, la biodiversidad y el cambio climático son inseparables, afirma Karina Zaunberger, representante del área de Cuidado al Medio Ambiente en la Comisión Europea:

“Sin la ayuda de los ecosistemas en mar y tierra, las consecuencias del cambio climático serían mucho peores. Actualmente absorben más o menos la mitad de las emisiones de dióxido de carbono emitidas por el ser humano. Para estabilizar el clima debemos reducir drásticamente estas emisiones. También debemos lograr que nuestros sumideros naturales de dióxido de carbono se mantengan intactos.”

Del coral a los bosques

La especialista se refiere con esto último a los bosques, a los que se les ha dedicado 2011 como Año Internacional. Es en los bosques, dice Zaunberger, donde se manifiesta de modo más claro la dinámica entre la naturaleza y el cambio climático:

“Si el clima no contribuye a determinados ecosistemas (por ejemplo, si se torna demasiado seco para la selva tropical, como en el Amazonas) podríamos llegar a un punto en el cual éstos dejarían de ser selvas o bosques. Esto tendría dramáticas consecuencias para al ciclo del agua y para el clima. Los ecosistemas son parte del sistema climático. No sólo existen la geosfera y la atmósfera, sino también la biósfera. Esto a menudo se olvida. La biodiversidad no solamente es una víctima, sino también un proveedor del clima. Por tanto, es parte de la solución.”

Todos estos hechos no están lo suficientemente presentes en los medios de comunicación, dice Beate Jessel. Una vinculación estrecha entre el cuidado de la biodiversidad y del clima es una meta ecológica y también económicamente adecuada.

“Cuando hablamos del cuidado de la naturaleza, a menudo nos referimos a medidas que tienen un costo reducido y que contribuyen a proteger el clima. Los costos que causa un ahorro equivalente a una tonelada de dióxido de carbono –como regenerar pantanos- se ubican muy por debajo de alternativas con medidas técnicas. El cuidado de la naturaleza no es un fin por sí mismo. En muchos casos, es nada más ni nada menos que la protección activa del clima.”

Autora: Irene Quaille

Editor: Pablo Kummetz

Enlaces externos

Audios y videos sobre el tema