Eurocámara-Nicaragua: ″Pedimos algo tan revolucionario como elecciones democráticas″ | América Latina | DW | 31.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Eurocámara-Nicaragua: "Pedimos algo tan revolucionario como elecciones democráticas"

Del Parlamento Europeo sale una condena a la violencia estatal en Nicaragua. Y más aún: “Pedimos algo tan revolucionario como unas elecciones democráticas”, dice a DW el eurodiputado Javier Nart.

En 2017, hace poco más de un año, la mayoría de la Eurocámara llamó a que las instituciones europeas se mantuvieran alerta por la situación de los derechos humanos en Nicaragua, país asociado a la UE desde el 2013. La resolución que sale esta semana (31.05.2018) desde Estrasburgo denuncia los pasos ilegales que llevaron a los cambios constitucionales que permiten la reelección indefinida en el país centroamericano. Y va más allá: el diálogo nacional, según el texto, debería desembocar en una reforma a la ley electoral que permita elecciones creíbles y transparentes.

"Queremos que la alternativa a lo que existe ahora sea un proceso de reconciliación nacional profundo:  unas elecciones verdaderamente libres con un poder judicial verdaderamente independiente. Algo tan revolucionario y subversivo como unas elecciones democráticas de verdad”, explica a DW Javier Nart, eurodiputado español del bloque liberal. Nart fue corresponsal de guerra y en 1978 fue integrante del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Javier Nart | Mitglied des Europäischen Parlaments (Banchón)

Javier Nart, eurodiputado español del bloque liberal.

La piedra de toque

La mayoría de la Eurocámara aprueba una condena clara al excesivo uso de la violencia contra los manifestantes en Nicaragua, una llamada a permitir una investigación independiente de los cruentos hechos que vienen aconteciendo desde el 18 de abril y una implementación de las medidas recomendadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

La piedra de toque está que en, entre líneas, se esté abogando desde una institución europea por la renuncia de Daniel Ortega. No faltan voces del Parlamento Europeo que afirman que esto significa injerencia y desconocimiento de los resultados electorales. Éstos dieron oficialmente un 72,4 por ciento a favor del binomio Ortega-Murillo.

Nicaragua, epítome de la corrupción

"La democracia no es colocar en libertad, porque nadie te está vigilando en ese momento, un voto en una urna. Nicaragua es el epítome de la corrupción: la prueba es el pacto  con Arnoldo Alemán”, recalca Nart. Se refiere al pacto que, en 1999, hizo posible la libertad de Alemán –empresario en la lista de los 10 más corruptos del mundo- a cambio de una mayoría parlamentaria a favor de la reelección.

"El hecho de que Ortega haya ganado las elecciones no significa que tenga la capacidad de gestionar el país sin ninguna limitación Una sociedad en manos de una Justicia domesticada y con turbas sandinistas en la calle golpeando a los opositores al mejor estilo de la Falange española de los años cuarenta no garantiza en absoluto un proceso democrático. En este momento, el sandinismo no es más que una cáscara putrefacta que esconde los infectos negocios de una oligarquía que no tiene nada que ver ni con Sandino ni con la gente que luchó en el año 1978”, puntualiza.

Nicaragua Proteste

"Madre de todas las marchas" el 30 de mayo de 2018 en Managua, en apoyo a las "Madres de Abril" nicaragüenses.

Lo sabían

La situación de Nicaragua y sus vecinos -desde 1984 y los Diálogos de San José- es muy cercana a la UE. Desde los procesos de pacificación de la región hasta la integración regional, la  cooperación europea ha estado presente en el país, a través de todos los Gobiernos, sandinistas y no sandinistas.  Después de la vuelta al poder de Daniel Ortega, la UE suspendió temporalmente su cooperación por irregularidades en las elecciones municipales de 2008. No obstante, en 2013 Nicaragua junto con Guatemala, Honduras, Costa Rica, El Salvador y Panamá firmaron el Acuerdo de Asociación con la UE.

Entretanto, según información de la Comisión Europea, los flujos comerciales y de inversión van en crecimiento y, entre las aspiraciones comunes, está la búsqueda de la cohesión social y el desarrollo sostenible.  "El respeto a los derechos humanos es parte del Acuerdo de Asociación”, recuerda la resolución y advierte de las serias consecuencias políticas, económicas y de inversión que tendría un rompimiento de este Acuerdo.

Si la frágil situación se conocía, ¿por qué la presión ahora y no antes? "Un Gobierno, aunque haya sido elegido democráticamente, pierde legitimidad cuando rompe el Estado de derecho”, recuerda el eurodiputado portugués Franciso Assis, de la bancada socialista.

Francisco Assis

Francisco Assis, eurodiputado portugués de la bancada socialista.

Y aunque el Estado de derecho se haya fracturado hace ya mucho tiempo, la violencia de las últimas semanas ha llevado a una  pérdida de apoyo interno en las alianzas gubernamentales. Y a la resolución del Parlamento. 

¿No todo es malo?

Si cuando triunfó la revolución sandinista el analfabetismo rondaba el 50 por ciento en el país, los índices en salud y educación alcanzados en la segunda era Ortega ponen puntos a su favor. Cabe recordar que ésos han sido también los focos de la cooperación europea con el país centroamericano.

¿Se ven estos logros? "Ciertamente, son una realidad”, responde Nart. "Comparados con los niveles del tiempo de la dictadura de Somoza, son ciertamente superiores. Pero un Gobierno no se justifica por un índice de alfabetización y de sanidad importante. El dictador Francisco Franco subió incomparablemente los índices de alfabetización  y de sanidad. Desde los años 60, el progreso económico de España fue incomparable, pero eso no justifica la dictadura de Franco”, agrega.

"Todo lo que ha seguido al proceso revolucionario  ha sido una traición al pueblo de Nicaragua que no luchó para que Daniel y Humberto Ortega se mantuvieran en el poder y se enriquecieran, sino para abrir un espacio de libertad. Pero lo que queda es una revolución liberticida”, concluye.

Autora: Mirra Banchón (MS)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda