Estudio: inteligencia artificial y algoritmos podrían ″descifrar el lenguaje del cáncer y el Alzheimer″ | Ciencia y Ecología | DW | 12.04.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ciencia y Ecología

Estudio: inteligencia artificial y algoritmos podrían "descifrar el lenguaje del cáncer y el Alzheimer"

Científicos están utilizando potentes algoritmos utilizados por Netflix, Amazon y Facebook para "predecir" el lenguaje biológico del cáncer y las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Investigadores de St. John's College de la Universidad de Cambridge han descubierto que los algoritmos de predicción, como los utilizados por Netflix, Amazon y Facebook, también pueden "predecir" el lenguaje biológico del cáncer y de las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. Esto podría ayudar a cambiar por completo lo que los investigadores saben sobre el tratamiento y la prevención de estas enfermedades.

Así, el estudio, publicado en la revista científica PNAS, reveló que la tecnología de inteligencia artificial podía "descifrar el lenguaje" de dichas enfermedades; los resultados podrían utilizarse en el futuro para "corregir los errores gramaticales del interior de las células que causan enfermedades", afirma un comunicado de prensa de la universidad.

Los grandes datos producidos durante décadas de investigación se introdujeron en un modelo de lenguaje informático para ver si la inteligencia artificial puede hacer descubrimientos más avanzados que los humanos.

Cada vez que Netflix recomienda una serie para ver o Facebook sugiere a alguien para hacerse amigo, las plataformas están utilizando potentes algoritmos de aprendizaje automático para hacer conjeturas muy educadas sobre lo que la gente hará a continuación. Los asistentes de voz como Alexa y Siri pueden incluso reconocer a personas individuales y "hablar" al instante con ellas.

Ver el video 05:46

Algoritmos en acción

Inteligencia artificial para desarrollar fármacos específicos

"Introducir la tecnología de aprendizaje automático en la investigación de las enfermedades neurodegenerativas y el cáncer supone un cambio radical. En última instancia, el objetivo será utilizar la inteligencia artificial para desarrollar fármacos específicos que alivien drásticamente los síntomas o impidan que se produzca la demencia", aseguró el profesor Tuomas Knowles, autor principal del artículo y miembro del St John's College.

La Dra. Kadi Liis Saar, primera autora del trabajo y becaria de investigación del St John's College, utilizó una tecnología similar de aprendizaje automático para entrenar un modelo lingüístico a gran escala con el fin de analizar lo que ocurre cuando algo va mal con las proteínas dentro del cuerpo para causar una enfermedad, escribió la universidad.

"El cuerpo humano alberga miles y miles de proteínas y los científicos aún no conocen la función de muchas de ellas. Hemos pedido a un modelo lingüístico basado en una red neuronal que aprenda el lenguaje de las proteínas ", dijo.

El programa descubre "solo" lo que científicos les tomó décadas

"Le pedimos específicamente al programa que aprendiera el lenguaje de los condensados biomoleculares cambiantes –gotas de proteínas que se encuentran en las células– que los científicos realmente necesitan entender para descifrar el lenguaje de la función biológica y el mal funcionamiento que causan el cáncer y las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. Descubrimos que podía aprender, sin que se le dijera explícitamente, lo que los científicos ya han descubierto sobre el lenguaje de las proteínas durante décadas de investigación".

Un mayor uso del aprendizaje automático podría transformar la futura investigación sobre el cáncer y las enfermedades neurodegenerativas. Según la universidad, con el aprendizaje automático se podrían hacer descubrimientos más allá de lo que los científicos ya saben y, potencialmente, incluso más allá de lo que el cerebro humano podría llegar a entender.

FEW (Universidad de Cambridge, PNAS, EurekAlert!)

DW recomienda