Estudio de Oxfam sobre pobreza: ¿con signo de interrogación? | Economía | DW | 22.01.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Estudio de Oxfam sobre pobreza: ¿con signo de interrogación?

Cada vez más súper ricos, cada vez más pobreza y desigualdad social: con esa formulación se asegura Oxfam todos los años titulares en los medios de comunicación poco antes del Foro Económico Mundial en Davos. ¿Con razón?

"El año pasado se registró el mayor aumento de milmillonarios de todos los tiempos, agregándose a la lista uno cada dos días”: con ese estallido verbal comienza el más reciente Informe sobre la desigualdad social publicado por la ONG Oxfam.

 "El patrimonio de ese club de los milmillonarios –que actualmente tiene 2.043 miembros– aumentó en impresionantes 762.000 millones de dólares en doce meses”, sigue el documento de Oxfam con el título "Reward Work – not Wealth”. Esa suma, se agrega, alcanzaría siete veces para acabar con la pobreza extrema en el planeta.

Cuanto más súper ricos hay, peor le va a la parte más pobre de la población mundial. Y la desigualdad aumenta aceleradamente. Esa es la impresión que se lleva mucha gente cuando lee el informe de Oxfam.

¿Décadas sin reducción de la pobreza?

Pero, ¿qué sucede con los pobres? ¿No se benefician, a pesar de que cada vez más turbocapitalistas se llenan los bolsillos? Para Sam Dumitriu, del Instituto Adam Smith, con sede en Londres, no hay duda: "Las espectaculares estadísticas de Oxfam falsean la realidad. En realidad, la desigualdad global ha disminuido masivamente en las últimas décadas”. Y agrega: "Desde que China, India y Vietnam liberalizaron la economía, fortalecieron los derechos de propiedad, redujeron las regulaciones y promovieron la competencia, los ingresos de los más pobres del mundo aumentaron fuertemente”.

¿Pobres graduados de Harvard?

Tampoco a Ryan Bourne, hasta 2016 investigador en Institute of Economic Affairs, con sede en Londres, le convencen los argumentos de Oxfam. "Nadie que reflexione un poco está en condiciones de entender que en Estados Unidos haya más pobres que en China”, agrega. La razón de esa afirmación es que Oxfam recurre a cifras del Global Wealth Report del banco Credit Suisse.

Más información:

Oxfam: "El 10% más rico de Latinoamérica concentra el 68% de riqueza"

Oxfam denuncia ganancias mal habidas de la banca europea

Ese informe del Credit Suisse se orienta por el patrimonio neto, explica Bourne. Si las deudas son restadas del patrimonio neto, hasta los graduados de Harvard pueden ser considerados pobres, ya que no es inusual que deban tomar créditos de cinco o seis dígitos para financiar sus estudios. Estadísticamente es correcto, agrega, pero nadie puede comparar seriamente a los graduados de una universidad de élite estadounidense con los pobres de este mundo.

Interrelación entre desigualdad y pobreza

A pesar de esas críticas, también hay expertos que consideran correcto el informe de Oxfam. "Oxfam tiene razón al indicar que existe una interrelación entre desigualdad y pobreza”, dijo a DW el economista francés Gabriel Zucman, docente en la Universidad de California, en Berkeley.

Y agregó: "La lucha contra la pobreza global depende de cómo se desarrolle la desigualdad dentro de economías nacionales individuales. Si todos los países se desarrollan como se desarrollaron los Estados Unidos a partir de 1980, será difícil reducir la pobreza global. Para reducir la pobreza, el crecimiento económico debe ser distribuido más justamente”.

DW recomienda