Estados Unidos saca a Sudán de su lista negra | El Mundo | DW | 14.12.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Estados Unidos saca a Sudán de su lista negra

El país estaba desde 1993 considerado como uno de las naciones patrocinadoras del terrorismo, junto a Irán, Siria y Corea del Norte. Washington negoció que el país establezca relaciones dioplomáticas con Israel.

Afrika Bildergalerie Kindersoldaten im Süd-Sudan

Niños soldado en Sudán del Sur en una imagen de archivo.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, firmó este lunes (14.12.2020) la rescisión de la designación de Sudán en la lista de países patrocinadores del terrorismo, en la que figuraba desde 1993, informó la Embajada de estadounidense en Jartum en un comunicado publicado en su página oficial de Facebook.

"El período de notificación al Congreso de 45 días ha vencido y el Secretario de Estado ha firmado una notificación que indica que la rescisión de la designación de Patrocinador estatal del terrorismo de Sudán es efectiva a partir de hoy (14 de diciembre), que se publicará en el Registro Federal", apunta la breve nota.

Esta medida tan esperada por Jartum desde la caída del autócrata Omar al Bashir en abril de 2019, debería dar un respiro a la economía del país, muy debilitada. La inscripción en la lista negra impedía a los países extranjeros e instituciones internacionales comerciar e invertir en Sudán, so pena de ser sancionados.

Cambio de régimen

El pasado 23 de octubre, el presidente estadounidense Donald Trump anunció que había firmado la orden ejecutiva para eliminar a Sudán de la lista de países patrocinadores del terrorismo, en la que estaba desde 1993 por el apoyo durante el anterior régimen de Omar al Bashir a figuras como el fundador de Al Qaeda, Osama bin Laden, que residió en territorio sudanés durante cinco años. Los tribunales de EE. UU. han considerado a Sudán cómplice de los ataques de Al Qaeda contra las embajadas estadounidenses de 1998 en Kenia y Tanzania, y del bombardeo del destructor USS Cole en 2000 en aguas del Golfo de Adén.

Trump había dicho que sacaría a Sudán de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo después de que las autoridades de Jartum se comprometieran a pagar 335 millones de dólares en compensación a las familias de víctimas del terrorismo, un monto que el Gobierno sudanés ya ha depositado en una cuenta de garantía conjunta.

Poco después, Trump anunció que Sudán e Israel normalizarán relaciones, algo por lo que Washington ha estado presionando a Jartum durante los últimos meses, en un paso que las autoridades sudanesas han reconocido que estaba vinculado con la salida de la lista negra. Con la salida de Sudán de la lista de naciones que apoyan el terrorismo, solo permanecerían en ella Irán, Siria y Corea del Norte.

lgc (efe/afp)

DW recomienda