Estados Unidos en Haití: ¿ayuda humanitaria o imperialismo? | Secciones | DW | 20.01.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Secciones

Estados Unidos en Haití: ¿ayuda humanitaria o imperialismo?

Los editoriales de la prensa alemana comentan hoy el papel de Estados Unidos en Haití, así como el debate de los presupuestos en Alemania y las previsiones económicas para 2010.

Barack Obama enviará a 12.000 soldados al país caribeño.

Barack Obama enviará a 12.000 soldados al país caribeño.

¿Intervención humanitaria o imperialista en Haití?

Desde Berlín, el diario Junge Welt valora el papel de la administración estadounidense en la gestión de la tragedia humanitaria en la que el terremoto de la semana pasada ha sumido a Haití: "Naturalmente, Haití necesita una intervención humanitaria de enormes proporciones en esta etapa espantosa que atraviesa el país. Pero debe tratarse de una intervención humanitaria en el sentido de la expresión y no de una intervención de connotaciones imperialistas. En este momento el Estado también se halla en ruinas en Haití. Aunque sea el propio Gobierno de Haití el que haya decidido ceder libremente su soberanía a los Estados Unidos, la ocupación 'de facto' de parte de la isla por parte de unidades de élite estadounidenses constituye un asunto cuestionable desde el punto de vista del derecho internacional. Naciones Unidas no debería tolerarlo. La superación de la catástrofe, calificada por la propia ONU como la mayor de su historia, figura entre las propias atribuciones de la comunidad internacional".

Estados Unidos asume el liderazgo

Más comentarios sobre Haití. En este caso, el rotativo Märkische Oderzeitung, de Frankfurt del Oder: "Los estadounidenses, avezados tras varias invasiones en el país caribeño, han apostado por la política de hechos consumados. Washington enviará a 12.000 soldados y ha tomado el control tanto del aeropuerto como del palacio presidencial. Al mismo tiempo, Brasil reclama su protagonismo, dado que encabeza la misión de la ONU en Haití. Por su parte, Naciones Unidas envía a 3.500 efectivos para garantizar el reparto de las ayudas y evitar saqueos. Lo que está claro es que si nadie asume el liderazgo, el caos continuará. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habla de "uno de aquellos momentos que reclaman el liderazgo americano". Eso sí, Obama pretende incorporar a Brasil a ese liderazgo. La actuación de Obama podría significar un desagravio al calamitoso papel que su país ha desarrollado tan a menudo en Haití en los últimos 200 años".

Presupuestos en Alemania: la crisis no es momento para ahorrar

Al respecto, el Thüringer Allgemeine de Erfurt escribe lo siguiente: "La mujer suaba -de la región de Suabia, cuyos habitantes gozan de fama de ahorradores entre los alemanes- desvalija su cuenta corriente. Es lo que parece hacer también el Gobierno alemán en tiempos de crisis: no es el momento adecuado para ahorrar. El presupuesto del Gobierno federal y su déficit récord intranquilizan. Pero mucho más preocupante resulta la actitud de los partidos que integran el Ejecutivo con respecto al dinero de los demás. En el Parlamento, se habló de clientelismo y de la 'República del dinero sucio' para referirse a las donaciones millonarias procedentes de la rama hotelera y a las rebajas fiscales para el sector aprobadas por el Gobierno de Angela Merkel. La reforma fiscal prevista para 2011, cifrada en miles de millones de euros, aún no ha sido desechada. Todo ello no tiene nada que ver con la sabiduría de la ama de casa suaba con la que otrora el partido de Angela Merkel identificó a la canciller".

Mejora la economía, empeora el empleo

También en el ámbito económico, el Neue Osnabrücker Zeitung opina sobre los pronósticos para el presente año: "La situación mejora. Ésa es la tendencia que apuntan los pronósticos económicos actuales. Lo cual no significa que todo vaya a mejor. Para muchos, se trata justo de lo contrario: centenares de miles de trabajadores deben seguir temiendo por sus puestos de trabajo. No se puede decir que la alarma ya pasó. En lugar de ello, se necesita paciencia. Porque el desarrollo a partir del cual aumenta el empleo se sitúa en un crecimiento económico de alrededor del 2% del Producto Interior Bruto. Una cifra de la cual Alemania aún se encuentra muy lejos".

Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda