Estados Unidos a merced del Tea Party | El Mundo | DW | 03.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Estados Unidos a merced del Tea Party

Los estadounidenses se preparan para una larga parálisis de los servicios públicos. El origen de la crisis es atribuido a una minoría radical entre los diputados conservadores. ¿Qué es y qué es lo que busca el Tea Party?

“El cierre de la administración federal en Estados Unidos no se debe ni al déficit fiscal de la nación, ni al gasto público de mi Gobierno, ni a mis metas presupuestarias”, comentaba el líder de la primera potencia económica del mundo, Barack Obama, en una alocución mediante la cual buscaba explicar a sus conciudadanos por qué demócratas y republicanos no llegaban a un acuerdo para reactivar los servicios públicos federales, paralizados desde hace días. Obama atribuyó la crisis a la “cruzada ideológica” del movimiento civil conocido como Tea Party.

Según el mandatario, al Tea Party lo único que le interesa es torpedear su reforma sanitaria –que ofrece un seguro médico asequible a quienes no tenían ninguno hasta ahora– bajo el argumento de que es perjudicial para la economía nacional y demasiado costosa para los contribuyentes. Pero, ¿qué grado de influencia tiene el Tea Party sobre los republicanos que dominan la Cámara de los Representantes si ese movimiento es tan pequeño? Mucha, alega el prestigioso diario The New York Times.

Aunque se trata de dos docenas de conservadores radicales y no más –la décima parte de los 230 republicanos en la Cámara de los Representantes–, éstos han conseguido poner bajo presión al presidente de ese gremio, John Boehner. Bajo su mando, los republicanos le exigen a Obama suspender o posponer la reforma sanitaria a cambio de apoyar la ampliación del presupuesto, necesaria para la reapertura de la administración federal, y la elevación del límite máximo de endeudamiento, imprescindible para evitar que el país caiga en impagos.

Ver el video 01:34
Now live
01:34 minutos

Obama: "El Gobierno no es sobornable"

¿La maldición del Partido Republicano?

En entrevista con Deutsche Welle, Martin Thunert, politólogo del Centro Heidelberg de Estudios Estadounidenses, sostiene que el Tea Party es un grupo descentralizado y sin un liderazgo claro. “Existen varias organizaciones en su seno, pero no hay una estructura jerárquica”, apunta el experto. No obstante, sus actores más sobresalientes son políticos como Sarah Palin, Ted Cruz y Michelle Bachmann, quien participó sin éxito en los comicios primarios del Partido Republicano para elegir a su candidato presidencial en 2012.

“Sarah Palin perdió prominencia, incluso antes de que el Tea Party ganara impulso”, observa Thunert. Cuando Palin renunció en 2008 a la gobernación de Alaska, truncó sin proponérselo su carrera política. “En este momento, entre los políticos, el abanderado del Tea Party es el senador de Texas, Ted Cruz”, añade Thunert, refiriéndose al hombre que se esmeró en atizar la discordia que hoy protagonizan los demócratas y los republicanos. Sin embargo, Thunert desaconseja sobreestimar a este movimiento civil.

“A mis ojos, el cénit del Tea Party ha quedado atrás. No consiguieron impedir la promulgación de la reforma sanitaria ni la reelección de Obama”, opina Thunert. Y a su juicio, no tendrán posibilidad de éxito alguna frente a la inminente candidatura presidencial de la demócrata Hillary Clinton. Al final, el breve auge del Tea Party puede revelarse como una maldición para el Partido Republicano. Y es que, desde ya, muchos votantes le echan en cara la estrategia de bloqueo que ha traído consigo el atascamiento de la administración federal.

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad