Estado Islámico usó violencia sexual contra cientos de mujeres yazidíes | El Mundo | DW | 23.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Estado Islámico usó violencia sexual contra cientos de mujeres yazidíes

Amnistía Internacional presentó un informe que denuncia al autoproclamado Estado Islámico por la espeluznante explotación sexual a la que fueron sometidas mujeres y niñas yazidíes en el norte de Irak en agosto de 2014.

Amnistía Internacional presentó este lunes (22.12.2014) un informe que denuncia la espeluznante explotación sexual a la que fueron sometidas mujeres y niñas yazidíes en el norte de Irak en agosto de 2014. Bajo el título Huir del infierno, la organización defensora de derechos humanos publicó cuarenta entrevistas con miembros de esa minoría religiosa que sufrieron tormentos a manos de la milicia yihadista del autoproclamado Estado Islámico (EI) o que fueron testigos de ellos.

“Las mujeres fueron vendidas, entregadas como regalos, casadas a la fuerza, torturadas y violadas”, señala el informe. “Las vidas de cientos de mujeres yazidíes están rotas en pedazos”, acota el texto, enfatizando que muchas de quienes fueron retenidas como esclavas sexuales eran niñas de entre 10 y 12 años. Las violaciones sistemáticas se practicaron como arma de guerra. Algunas mujeres y niñas que permanecieron meses en poder del EI estaban tan desesperadas que se suicidaron.

“El precio físico y psíquico de la terrible violencia sexual a la que sometieron a las víctimas es demasiado alto”, advirtió Donatella Rovera, de Amnistía Internacional, al exigirle al Gobierno regional kurdo que intensifique sus esfuerzos para mejorar la situación de las víctimas. Aunque todavía no se ha determinado exactamente cuántas mujeres y niñas fueron secuestradas por EI, el Ministerio de Derechos Humanos de Irak estima que se trató de cientos de ellas. Amnistía Internacional calcula que fueron miles.

Los yazidíes constituyen un grupo religioso centenario y son percibidos como apóstatas por los extremistas iraquíes. Durante generaciones han sido objeto de persecución debido a sus creencias, algunas de las cuales se asemejan a creencias del cristianismo, el judaísmo y otras religiones antiguas. Muchos musulmanes consideran a los yazidíes como adoradores del diablo.

ERC ( dpa / AP )

Publicidad