Estado Islámico reivindica ataques en Burkina Faso y Nigeria | El Mundo | DW | 27.12.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Estado Islámico reivindica ataques en Burkina Faso y Nigeria

El grupo radical asesinó a once rehenes cristianos en Nigeria, mientras que en Burkina Faso atacó una base militar, acción que dejó decenas de muertos.

Soldados de Burkina Faso. Imagen de archivo.

Soldados de Burkina Faso. Imagen de archivo.

Facciones que dicen pertenecer al grupo terrorista Estado Islámico se atribuyeron este viernes (27.12.2019) el ataque del pasado martes en Burkina Faso y la divulgación de un video con la ejecución de 11 rehenes cristianos en Nigeria. Esta grabación habría sido realizada el miércoles y en ella se ve que algunas de las víctimas fueron degolladas y otras, ejecutadas con un tiro. El grupo dejó con vida a dos de los rehenes, que siguen en sus manos.

El denominado Estad Islámico en África Occidental, nombre que adoptó en 2015 una facción del conocido grupo radical nigeriano Boko Haram, dijo que la ejecución tenía como objetivo vengar la muerte del líder del EI, Abu Bakr al Bagdadi, quien se habría inmolado cuando una unidad militar estadounidense lo tenía rodeado en la casa donde el terrorista se escondía, en el norte de Siria.

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, se declaró "profundamente triste y conmocionado por la muerte de rehenes inocentes” a manos de "bandas de asesinos sin escrúpulos, sin Dios y desalmados que han dado al islam un mal nombre”. Buhari dijo que su prioridad sigue siendo la seguridad colectiva de todos los ciudadanos de Nigeria y apeló a que no se permita que las matanzas dividan a cristianos y musulmanes en este país de África Occidental.

Los rehenes cristianos en Nigeria.

Los rehenes cristianos en Nigeria.

También en Burkina Faso

En tanto, a través de un comunicado divulgado a través de Telegram, Estado Islámico se atribuyó el ataque del martes en la provincia de Soum, en Burkina Faso, donde fallecieron 18 militares y al menos 35 civiles. Sin embargo, el grupo radical se adjudica solamente la muerte de siete de los soldados, sin hacer mención a los civiles que perdieron la vida.

La agencia Amaq, vinculada a EI, sostiene que "los soldados del califato atacaron la base donde se desataron combates con diferentes tipos de armas, lo que causó la muerte de siete soldados y otros heridos”. El comunicado, cuya veracidad no ha podido ser confirmada, detalló que antes de que estallaran los combates "un caballero del califato” se dirigió con un coche hacia la base militar del Ejército en la ciudad de Arbinda e hizo detonar el vehículo, lo que causó víctimas mortales y heridos que no se especificaron.

DZC (EFE, dpa, Reuters)

DW recomienda