Esposa de Raif Badawi: la protesta aumenta en Arabia Saudita | Derechos Humanos | DW | 14.01.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Derechos Humanos

Esposa de Raif Badawi: la protesta aumenta en Arabia Saudita

El bloguero saudí Raif Badawi lleva casi ocho años en prisión. En diciembre se puso en huelga de hambre. Mientras tanto, la gente en Arabia Saudita se está volviendo cada vez más valiente, dice su esposa, Ensaf Haidar.

La transparencia de sus palabras lo llevó a los tribunales: después de haber criticado el papel de la religión en Arabia Saudita en varios textos, Raif Badawi fue condenado a muerte en 2013. Pero luego, el tribunal cambió la sentencia ese mismo año: el joven bloguero y periodista fue condenado a diez años de prisión, a 1.000 latigazos y al pago de una multa. Badawi no solo había criticado el wahabismo, la vertiente islámica que es la religión estatal en ese país, sino que también criticó el poder de los eruditos religiosos. El tribunal lo calificó como un "insulto al Islam".

Hace cinco años, en enero de 2015, Badawi tuvo que soportar los primeros 50 latigazos. El resto de la sentencia se suspendió hasta nuevo aviso.

"Raif lleva ocho años separado de nosotros", dice su esposa Ensaf Haidar, quien vive en el exilio en Canadá, en entrevista con DW. "Mis hijos y yo lo extrañamos. Es su cumpleaños en estos días. Ese es siempre un día difícil para nosotros. Sin embargo, creemos que su corazón está cerca de nosotros. Eso nos ayuda". 

El año pasado, Badawi fue galardonado con el Premio Günter Wallraff de crítica periodística. En junio, Haidar lo recibió en su nombre. Ya había recibido el Premio a la Libertad de Expresión de la Deutsche Welle en 2015. La propia Haidar también había iniciado hace años el Premio Raif Badawi en nombre de su marido: un premio dirigido a los periodistas que alertan sobre violaciones a los derechos humanos en el mundo islámico.

Deutschland Protest vor der Botschaft von Saudi Arabien (Getty Images/AFP/T. Schwarz)

Manifestación por la liberación de Badawi y su abogado Waleed Abu Alkhair, Berlín 2016

Huelga de hambre contra la arbitrariedad jurídica

Badawi inició una huelga de hambre el 11 de diciembre del año pasado. En ese momento estaba en aislamiento, dice Ensaf Haidar. Y cuenta que en la última ocasión solo pudo hablar con él por teléfono un minuto. No es la primera vez que Raif Badawi se pone en huelga de hambre. Ya en diciembre de 2015 y en junio de 2016 se negó a comer por un tiempo.

Actualmente, Badawi está en huelga de hambre junto con su abogado, el activista de derechos humanos Waleed Abulkhair, también detenido. Abulkhair fue condenado a 15 años de prisión en junio de 2014, acusado de actuar contra el régimen y sus representantes oficiales. Abulkhair ya se había negado a comer desde el 27 de noviembre, y el 10 de diciembre interrumpió brevemente la huelga para reanudarla un día después junto con Raif Badawi.

A partir del 22 de diciembre, otro activista de derechos humanos, Khaled Suleiman al-Omair, se sumó a la huelga. Fue arrestado en julio de 2018 después de haber presentado oficialmente cargos contra un funcionario. Según al-Omair, este lo había torturado durante una condena anterior de ocho años de prisión. A finales de octubre de 2019, se le informó que no habría más vistas de la causa, audiencias o una acusación. Pero permanece en prisión indefinidamente.

Aziza al-Yousef (picture-alliance/H. Jamali)

Mujeres al volante: Ahora también es permitido en Arabia Saudí.

Además de los mencionados, otros activistas están en huelga de hambre, entre ellos el poeta de 69 años Abdullah al-Hamid, miembro de la Asociación Saudita de Derechos Civiles y Políticos (ACPRA).

Derechos humanos: el papel de los medios

El hecho de que todavía tenga la fuerza para luchar por su marido, dice Ensaf Haidar, se debe en gran parte a la solidaridad expresada continuamente en los medios de comunicación. Tanto los medios tradicionales como numerosas páginas en las redes sociales han contribuido enormemente a dar a conocer el caso de Raif Badawi. "El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y una delegación del Parlamento Europeo también han pedido al gobierno de Arabia Saudita que libere a Raif como preso político no violento. A principios de enero, la organización de derechos humanos Amnistía Internacional también pidió su liberación inmediata e incondicional a través de una declaración.

Mientras tanto, la situación de los derechos humanos en Arabia Saudita no ha mejorado. Es cierto que los derechos civiles se han fortalecido en algunas áreas. Por ejemplo, ahora las mujeres pueden conducir un coche e ir al extranjero sin el consentimiento de un pariente varón. Pero la represión contra los activistas de derechos humanos y civiles ha aumentado en los últimos años, según la organización de derechos humanos Human Rights Watch (HRW).

Deterioro de la situación con Mohammed bin Salman

Según HRW, la situación de los derechos humanos se ha deteriorado desde junio de 2017, mes en el que el príncipe Mohammed bin Salman fue nombrado heredero al trono. Cierto es que la detención de críticos pacifistas o activistas de derechos humanos era una práctica común incluso antes del nombramiento. "Pero lo que ha hecho que las olas de detenciones posteriores a 2017 sean notables y diferentes es, por un lado, el gran número de personas afectadas por estas medidas y, por otro, las nuevas prácticas represivas que no existían bajo la anterior dirección saudí", escribe HRW.

Kronprinz von Saudi-Arabien Mohammad bin Salman (imago images/Future Image)

Mohammed bin Salman

La tortura y los malos tratos a los detenidos son una práctica generalizada que también se utiliza contra las mujeres presas políticas, como las defensoras de derechos humanos. Los métodos de tortura utilizados incluyen descargas eléctricas y palizas; también son sujetadas violentamente y forzadas a besar a sus torturadores. "Las prácticas abusivas también incluyen la detención arbitraria a largo plazo sin cargos ni juicio", dijo HRW.

Ensaf Haidar: "La gente se está volviendo más valiente"

A pesar de la represión, la protesta en Arabia Saudita ha crecido, dice Ensaf Haidar: "Muchos ciudadanos se han vuelto más valientes y activos en materia de derechos humanos y asuntos de la mujer.” Ella misma pidió al gobierno que concediera más derechos a los ciudadanos del país.

Así que los esfuerzos de Badawi pueden no haber sido en vano. Pero es precisamente esto lo que hace aún más difícil que su esposa entienda el castigo: "Todo lo que Raif reclamaba (más derechos para las mujeres, apertura de cine y teatro) ahora se ha vuelto en realidad. Pero él mismo sigue en prisión. Eso es incomprensible", dice Haidar.

(ee/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda