España y Cataluña chocan por control de la Policía ante el referéndum | Europa | DW | 24.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

España y Cataluña chocan por control de la Policía ante el referéndum

La creación de un mando único dependiente de Interior se dio después de los incidentes registrados los últimos días en protestas independentistas en Barcelona.

El control de la Policía de Cataluña ante el polémico referéndum independentista que la región quiere celebrar el 1 de octubre abrió hoy (23.09.2017) un nuevo frente de conflicto en la ya crispada relación entre el Gobierno catalán y el Estado central español.

"Injerencia del Estado"

Poco después de que se anunciara que el Ministerio del Interior español asumirá la coordinación de la Policía autonómica de Cataluña (Mossos d'Esquadra) y el resto de fuerzas de seguridad de la región, el "Govern" catalán rechazó de inmediato ceder el control.

"Desde el Govern, no aceptamos esta injerencia del Estado, porque se salta todos los mecanismos de coordinación ya existentes para garantizar la seguridad de Cataluña", dijo el consejero catalán del Interior, Joaquim Forn, en una declaración institucional. "No aceptamos el mando del cuerpo de Mossos d'Esquadra por parte del Ministerio del Interior", zanjó Forn. "Cataluña ya dispone de organismos de coordinación de los cuerpos policiales, y así lo hemos informado en la reunión con la fiscalía" donde se hizo el anuncio.

Mandato no plantea "intromisión"

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, recalcó que un mando del Ministerio del Interior coordinará el dispositivo de seguridad encargado de impedir el referéndum del 1-O por decisión del fiscal superior de Cataluña, que se mantendrá al mando de las actuaciones.

En una entrevista en La Sexta –a la que ha acudido en sustitución del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, cuya madre ha fallecido–, Nieto ha insistido en que este mandato del fiscal no plantea ningún tipo de "intromisión" o "limitación" de las capacidades de los Mossos d'Esquadra, que seguirán dependiendo "de quien dependían".

El secretario de Estado de Seguridad ha defendido que la coordinación entre los cuerpos de Policía Nacional, Guardia Civil y Mossos es "necesaria" frente a un "reto muy importante" como el 1-O, puesto que el "control" de la situación se ha "roto" en determinadas circunstancias por "falta de efectivos".

FEW (EFE, dpa)

DW recomienda

Publicidad