España sigue sin crear empleo | Europa al día | DW | 23.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

España sigue sin crear empleo

El país perdió casi 200.000 puestos de trabajo el año pasado, y la tasa de desempleo aumentó marginalmente. España, sin embargo, sale del programa europeo de rescate implementado a raíz de la crisis.

Ver el video 02:12
Now live
02:12 minutos

Termina el rescate a España

España cerró 2013 con 5,896 millones de desempleados, 69.000 menos que un año atrás, y una tasa de desempleo del 26,03 por ciento, según publicó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE). Una bajada detrás de la que no hay, sin embargo, creación de empleo, sino una pérdida de población activa.

El desorbitado desempleo es la cara más cruda de la crisis económica que golpea a España desde 2008 y la de 2013 es la primera caída interanual que sufre desde el segundo trimestre de 2007, cuando esa crisis aún no había irrumpido en un país que pasó pronto a encabezar las listas europeas de paro.

Sin embargo, la razón de esa bajada no se encuentra en una creación de empleo en el país. El año pasado, de hecho, fue el sexto consecutivo en el que se destruyeron puestos de trabajo: 198.900, gran parte en el sector público, según la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE, que da los datos más fiables sobre este tema.

Pérdida de población activa

La razón de la reducción se encuentra en la pérdida de población activa. En 2013 se perdieron casi 268.000 activos, sobre todo por envejecimiento y porque muchos abandonaron el país en crisis en busca no solo de un futuro mejor, sino de un presente con trabajo.

La tasa de actividad se situó en el 59,43 por ciento, la más baja desde el primer trimestre de 2008, año en el que la crisis comenzó a golpear, y muy por debajo de las cifras de en torno al 70 por ciento o más de los países del centro de Europa.

Así, la tasa de desempleo al finalizar 2013 no solo aumentó respecto a la del cierre de 2012 (26,02 por ciento), sino también frente al tercer trimestre del año (25,98 por ciento), pese a haber bajado el desempleo en esos tres últimos meses en 8.400 personas.

"Vamos cambiando camino, cambiamos las tendencias y empezamos a recortar el desempleo poco a poco", dijo no obstante la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría.

¿Cambio en 2014?

El gobierno de Mariano Rajoy prevé que en esta primera mitad de 2014 haya ya creación neta de empleo. Sobre todo tras conocerse los datos del PIB, mejores de los previsto inicialmente.

El Banco de España confirmó hoy de hecho un crecimiento de la economía del 0,3 por ciento en el último trimestre de 2013. Un año que no obstante, en su totalidad, cerró con una contracción anual del 1,2 por ciento. Una décima menos de caída, eso sí, de lo previsto inicialmente por el Ejecutivo.

"El cambio de tendencia anticipado en las variables financieras y macroeconómicas está llegando al empleo ligeramente antes de lo previsto, lo que nos hace ser algo más optimistas", manifestó el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre.

Los sindicatos y la oposición son menos optimistas y advirtieron -e incluso calificaron de "obscenidad"- el triunfalismo del gobierno en vista de las cifras y las explicaciones que hay detrás de la primera bajada del desempleo en esta crisis.

Drama juvenil

El desempleo juvenil en el país sigue siendo desorbitado: 55,06 por ciento. Son cuatro centésimas menos que en 2012, pero más que el 54,3 por ciento que se marcó entre julio y septiembre. También en este caso ha disminuido la población activa: de 1,687 millones en 2012, a 1,615 millones al cierre de 2013.

Otro de los datos amargos sigue siendo el número de hogares con todos sus miembros activos sin trabajo: crecieron en el tercer trimestre en 24.600 y se sitúan ya en 1,832 millones. Frente a hace un año, hay no obstante 1.400 menos.

Pero también han disminuido los hogares con todos sus miembros activos con trabajo: 74.000 menos frente a hace un año y en total 8,26 millones.

En lo que se refiere a los extranjeros, muchos de los cuales fueron abandonando España a lo largo de esta crisis, la tasa de desempleo se sitúa en el 36,60 por ciento, 12 puntos por encima que la de los españoles (24,30 por ciento).

EL(dpa, efe)

Audios y videos sobre el tema

Publicidad