España se despide de la Copa Davis tras caer ante Francia | Europa al día | DW | 15.09.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

España se despide de la Copa Davis tras caer ante Francia

Tras perder los dos primeros singles, los españoles estaban obligados a ganar el partido de dobles. Pero cayeron por 6-0, 6-4 y 7-6 (9-7).

España dijo adiós a la Copa Davis este sábado (15.09.2018) con una derrota en tres sets en el dobles ante Francia que resumió a la perfección lo que fue el fin de semana de los conducidos por Sergi Bruguera en Lille.

La dupla compuesta por Feliciano López y Marcel Granollers no pudo oponer demasiada resistencia ante los veteranos Julien Benneteau y Nicolas Mahut, más allá de batallar en el final tras un inicio catastrófico. Los franceses, ambos de 36 años, acabaron venciendo a los españoles delante de su público con parciales de 6-0, 6-4 y 7-6 (9-7).

El conjunto galo colocó así un decisivo 3-0 en la serie y se garantizó su lugar en la final, donde espera por Croacia o Estados Unidos. Los europeos, que mandan 2-0 tras ganar sus singles el viernes, deberán visitar a Francia del 23 al 25 de noviembre si cumplen con los pronósticos y logran sentenciar su serie.

Defensora del título, Francia buscará ganar por undécima vez la Ensaladera en su decimonovena final. España, en cambio, se quedó a las puertas de su primera definición desde 2012 y la décima en total.

Tras las caídas de Pablo Carreño y Roberto Bautista el viernes, López y Granollers salieron a la pista dura indoor del moderno estadio Pierre-Mauroy, que volvió a estar a medio llenar, con un desafío colosal: dar el primer paso en busca de una remontada de un 2-0 que España nunca había conseguido en su historia. Un panorama que lucía aún más complejo por la ausencia de Rafael Nadal en la serie.

Muy pronto quedó en claro que la epopeya no sería posible. La diferencia de energía entre ambos equipos fue evidente incluso antes de comenzar el encuentro. Mientras los jugadores franceses, conducidos por el eléctrico Yannick Noah, se reunían en un abrazo tras la entonación de La Marsellesa, los españoles ingresaban al juego con los rostros serios. A un costado, Carreño y Bautista miraban en silencio.

No sorprendió entonces que, en el primer game del partido, Francia quebrara el servicio rival con una doble falta de Feliciano. En apenas 18 minutos, el conjunto local ya tenía el parcial inicial en el bolsillo con un demoledor 6-0. La pareja española levantó su nivel a partir del segundo parcial y logró trabar un poco más el encuentro, pero la recuperación no alcanzó para ganar el segundo set.

En el comienzo del tercero España se adelantó 4-1 bajo la guía de Granollers y un Feliciano algo menos errático. Fue solo una ilusión pasajera, porque Francia recuperó el quiebre y acabó llevándose el partido y la serie en un emotivo tie-break. (dpa)

DW recomienda

Publicidad