España pide postura ″clara″ de Bruselas sobre espacio Schengen | Europa | DW | 19.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

España pide postura "clara" de Bruselas sobre espacio Schengen

El secretario de Estado español para la Unión Europea (UE), Diego López Garrido, reclamó a Bruselas que adopte una postura "clara" en relación con la suspensión o no de los acuerdos sobre el espacio Schengen, que permiten la libre circulación dentro del área comunitaria.

Las declaraciones del secretario de Estado se enmarcan en las últimas tensiones entre Francia e Italia por un amplio grupo de inmigrantes ilegales tunecinos que esperan salir de Italia y establecerse en Francia, tras la concesión de visados temporales por parte de Roma. "La Unión Europea tiene que tomar una posición y evitar que se reproduzcan en el futuro problemas parecidos", comentó López Garrido, tras entrevistarse en Bruselas con miembros de la Comisión de los 27 socios comunitarios europeos.

No obstante, la disputa entre Italia y Francia en torno a los refugiados tunecinos no generará una crisis entre los dos países, que tienen "intereses comunes", afirmó este lunes el ministro de Relaciones Exteriores italiano, Franco Frattini. "Desde un punto de vista jurídico hay aún numerosos aspectos que tienen que ser afinados", dijo Frattini en referencia a la negativa gala a admitir en su territorio a los tunecinos.

Las declaraciones llegan después de que la UE dijera que Francia actuó acorde a derecho el pasado fin de semana cuando bloqueó la conexión ferroviaria con Italia para impedir que los tunecinos viajaran a su territorio, en una decisión contraria a los acuerdos de Schengen. Frattini había dicho que la acción fue "ilegítima" y pidió al embajador italiano en Francia que presentara una protesta.

El sábado Italia comenzó a emitir permisos temporales a miles de tunecinos que les permiten viajar por la zona Schengen de 25 países de la UE, en lo que se considera un intento por distribuirlos por el bloque. Desde mediados de enero llegaron a Italia unos 23.000 tunecinos en medio de las revueltas en el país norteafricano, que hicieron caer al gobierno. Muchos de ellos quieren ir a Francia, donde hay una comunidad importante de esa nacionalidad (dpa).