España: otra renuncia se suma al ″caso Lezo″ | Europa al día | DW | 28.12.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

España: otra renuncia se suma al "caso Lezo"

El presidente de la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, ha renunciado a su cargo tras ser llamado a declarar por el escándalo de corrupción del “caso Lezo”.

Arturo Canalda forma parte de la red de implicados relacionados con la posible compra fraudulenta de la filial colombiana Inassa en 2011.  

Ayer también había sido citado a declarar Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid (Partido Popular), quien fue uno de los detenidos el pasado 19 de abril y es acusado por desvío de fondos.

 

Por su parte, Canalda, uno de los antiguos directores generales de la empresa Canal Isabell II, la cual se encarga de la gestión del ciclo integral del agua en casi la totalidad de la Comunidad de Madrid, renunció este 28 de diciembre, según lo confirma la agencia Efe tras haber consultado sus fuentes en el Palamento regional. En este momento se lleva a cabo una reunión desde las 10:00 hora local del Consejo de la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid en la que Canalda también está presente.

El magistrado De Egea, quien está a cargo del caso, emitió ayer una lista de implicados que deben aclarar las anomalías que se presentaron en la compra de Inassa.

Entre los nombres implicados están dos exconsejeros del expresidente madrileño Alberto Ruiz-Gallardón (Juan Bravo y Pedro Calvo), también Canalda quien como se dijo hasta el momento era presidente de la Cámara de Cuentas de la Comunidad.

Precios inflados en la compra de Inassa

El escándalo de corrupción que involucra a la empresa pública de Aguas de Madrid Canal de Isabel II tiene que ver principalmente con precios que fueron inflados. Presuntamente el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, presidido entonces por Ruiz-Gallardón, adquirió la filial colombiana por 73 millones de dólares, con una deuda de 51,1 millones, cuando realmente la filial tenía un costo menor, según informes de la agencia Efe.  

Canalda manifestó en su comparecencia ante la comisión de investigación de corrupción de la Asamblea de Madrid que no está involucrado en el fraude y que en la documentación que recibió no vio irregularidades. Canalda ya había referido que de ser llamado por el juez renunciaría a su cargo, como bien sucedió hoy.  

SZ (efe, elmundo)