España: disputa sobre minas de litio | Economía | DW | 22.07.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

España: disputa sobre minas de litio

El litio -también llamado oro blanco- es una de las materias primas más importantes para el cambio hacia la electromovilidad. Pero en los lugares en los que se puede explotar, también hay conflictos.

Protestas contra una mina de litio en Mérida, Extremadura (España).

Protestas contra una mina de litio en Mérida, Extremadura (España).

En Extremadura se está escribiendo un capítulo importante de la política energética europea. Esta región, que hasta ahora era conocida por sus cerezos, su buen jamón y poco más, se está convirtiendo en el centro de atención de los fabricantes de baterías. Extremadura es una vasta extensión de tierra en el oeste de España, con mucha naturaleza y las ciudades de Mérida, Cáceres y Badajoz entre ellas. Los romanos ya dejaron allí sus huellas. Ahora llegan inversionistas como Mario Celdrán.

Junto con otros socios comerciales, quiere construir una cadena de valor completa para células de litio en la región de Extremadura. La empresa se llama Phi4Tech y alimenta las esperanzas de muchos políticos locales y regionales de crear cientos de nuevos puestos de trabajo. Solo en la fábrica de baterías se invertirán 400 millones de euros. Celdrán también ha comprado ya una mina de cobalto en desuso en la frontera con Andalucía. Quiere montar un paquete con células completas con sus ingredientes "Made in Spain".

Los mayores depósitos de litio de Europa

Las cifras y previsiones hablan por sí solas: en 2019 se extrajeron 77.000 toneladas de litio en todo el mundo. Se prevé que la demanda de este metal se duplique de aquí a 2024. No es de extrañar, porque cada vez más empresas automovilísticas ven su futuro próximo en la electromovilidad.

Debido a la creciente demanda, las empresas mineras ya no se centran únicamente en los principales países productores, Australia, Chile o China, sino también en Europa. Están recibiendo apoyo de la Comisión Europea, que también está impulsando la electromovilidad y la producción de células en la UE con su Pacto Verde.

En este contexto, resultan especialmente interesantes los yacimientos de la región fronteriza entre España y Portugal, que, según las estimaciones de los expertos, son los mayores del continente. En Portugal, el gobierno ha definido una estrategia nacional para el litio y quiere construir una cadena de valor desde la minería hasta la producción de células. Pero a ambos lados de la frontera hay un reto común: las protestas de la población.

La mina de litio de Cañaveral también podría llegar a ser así de grande: mina de níquel cerca del pueblo de Monesterio.

La mina de litio de Cañaveral también podría llegar a ser así de grande: mina de níquel cerca del pueblo de Monesterio.

Miedo al daño medioambiental

En el lado español, en la región de Extremadura, una iniciativa ciudadana ya ha conseguido impedir una mina cerca de la ciudad de Cáceres. En Cañaveral, un pueblo de 1.000 habitantes, una mina está destinada a extraer litio para la fábrica de baterías de Mario Celdrán. La mina de litio prevista se construirá bajo la etiqueta de "minería verde", es decir, supuestamente será especialmente respetuosa con el medio ambiente.

Los críticos consideran que esto es puro marketing. "Están destruyendo una naturaleza valiosa y encima nos van a robar el agua aquí", teme Julio César Pintos Cubo, de la iniciativa contra la mina en Cañaveral. Los opositores descargaron su ira en una marcha de protesta hasta el ayuntamiento, a ocho kilómetros de distancia.

A estos y otros movimientos extremeños les une la convicción de que la región, escasamente poblada (25 habitantes por kilómetro cuadrado), puede ser víctima de la explotación de las materias primas. Temen que la mina aporte menos impulso al mercado laboral local de lo esperado y que, por tanto, las promesas se esfumen, sobre todo porque no confían en los empresarios.

Aquí se construiría la nueva mina de Cañaveral.

Aquí se construiría la nueva mina de Cañaveral.

Mario Celdrán, en cambio, es optimista. "Tienes que tratar de convencer a la gente, explicarles el proyecto", dice. Pero eso es precisamente lo que no ha ocurrido hasta ahora, lamentan los críticos.

Detener el éxodo rural con empleo

Mientras que en Cáceres la mayoría de la población estaba en contra de la mina, en Cañaveral hay tanto opositores como partidarios. El ayuntamiento está a favor, y muchos ciudadanos también dicen que la mina y la posible producción de cátodos podrían detener la lenta muerte del pequeño pueblo. Extremadura sufre un éxodo rural crónico. La aprobación de la mina en Cañaveral podría convertirse así en un salvavidas.

Si el proyecto de la mina fracasa, la fábrica de baterías se seguirá construyendo, asegura tranquilamente Mario Celdrán. Entonces la materia prima vendrá de otras minas de Europa o del resto del mundo. Actualmente se está construyendo una primera instalación de pruebas para las células al sur de Madrid. Phi4Tech también tiene un laboratorio de desarrollo allí. Según los planes, a finales de este año la planta en Noblejas entregará las primeras células a los clientes.

(gg)

Ver el video 03:31

Baterías del futuro

DW recomienda