España condecoró a 365 heridos en atentados del 11 de marzo de 2004 | El Mundo | DW | 10.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

España condecoró a 365 heridos en atentados del 11 de marzo de 2004

El gobierno español condecoró en Madrid a las víctimas de los atentados terroristas del 11-M, con motivo de su 10° aniversario. Representantes de las víctimas aparecieron juntas, por primera vez en 7 años.

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, condecoró con la real orden de reconocimiento civil a 365 heridos por las bombas que explotaron el 11 de marzo de 2004 en cuatro trenes suburbanos de Madrid. El acto arrancó con un minuto de silencio por los 191 muertos y los más de 1.800 heridos.

El homenaje se celebró en el Teatro Real de la capital española y unió por primera vez desde 2007 a los máximos representantes de las asociaciones de víctimas del terrorismo: una imagen inédita en siete años. Mientras un sector acata la sentencia que en 2007 atribuyó las bombas a un grupo yihadista, otra parte más afín a la derecha pide seguir investigando los crímenes.

Ministro español del Interior: “ETA no fue la causante del 11-M”

"El 11-M sigue sin resolverse", insistió Ángeles Pedraza, responsable de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), más cercana al conservador Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy. Por su parte, Pilar Manjón, presidenta de la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo, arremetió contra la llamada "teoría de la conspiración", sostenida por sectores afines a la derecha y que durante años apuntó a la relación de la célula yihadista con ETA y del 11-M con la victoria del Partido Socialista en las elecciones celebradas tres días después. "Tenemos bastante con las pérdidas vitales y ver a los heridos. El daño ya está hecho, pero borraría estas teorías por completo", dijo.

Ya durante la tarde, en la inauguración de una exposición organizada por las víctimas y a la que acudieron representantes de la derecha y de la izquierda española, el ministro de Interior sentenció 10 años después de los atentados: "ETA no fue la causante del 11-M". "En estos momentos formalmente es un caso cerrado desde el punto vista judicial, pero sabemos que la verdad absoluta y humana no la establece la verdad judicial", puntualizó.

JOV (dpa, efe)

Publicidad