España apelará sentencia del ″Prestige″ | Europa | DW | 18.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

España apelará sentencia del "Prestige"

El Estado español recurrirá la sentencia judicial que dejó sin culpables la catástrofe del "Prestige", la mayor tragedia ecológica en la historia de España.

El barco cisterna Prestige accidentado el 13 de noviembre de 2002 en las aguas en el noroeste de España.

El barco cisterna Prestige accidentado el 13 de noviembre de 2002 en las aguas en el noroeste de España.

Madrid busca, por lo menos, recuperar el dinero que costó la limpieza de las costas contaminadas por la marea negra. "El propósito del gobierno no es revisar las decisiones" judiciales, sino "insistir en la necesidad de que existan responsabilidades civiles y que sean satisfechas por los autores y responsables del siniestro", manifestó el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, al confimar hoy que la Abogacía del Estado presentará el recurso.

A él se unirá el gobierno regional de Galicia, frente a cuyas costas se hundió el petrolero hace ahora 11 años. "Lo que tenemos que hacer es ocuparnos en quién paga", manifestó el jefe del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez-Feijóo. El tribunal que juzgó el caso del "Prestige" exoneró la semana pasada de responsabilidad en la catástrofe al capitán, al jefe de máquinas y al entonces director general de la Marina Mercante española, los tres acusados juzgados, en un fallo que causó estupor y tristeza en España.

60.000 toneladas de carburante derramadas en el mar

El capitán recibió una condena, pero leve y no relacionada con la causa de la tragedia: nueve meses de prisión por haber desobedecido durante tres horas las órdenes de las autoridades españolas. Hace justo once años, el buque monocasco, bajo bandera de conveniencia de Bahamas, se partió en dos y se hundió frente a la costa de Galicia tras seis días a la deriva. De él salieron unas 60.000 toneladas de fuel. Otras 13.000 se sacaron después del pecio hundido en una complicada operación.

El Estado iniciará además "procesos paralelos" para exigir responsabilidad civil a la naviera y a la aseguradora, según dijo Ruiz-Gallardón. El "Prestige" era una "chatarra flotante", manifestó por su parte el presidente del gobierno regional gallego. "La aseguradora sabía muy bien cómo estaba ese barco".

El desastre afectó la principal fuente de ingresos de la costa gallega: hubo que prohibir la pesca y el marisqueo. Las cofradías de pescadores, sin embargo, no tienen intención de recurrir la sentencia judicial porque no ven "posibilidades", según medios españoles.

Además de la costa gallega, el fuel alcanzó las de las regiones españolas de Asturias, Cantabria y País Vasco, y llegó a las de Portugal y Francia. En total, 1.600 kilómetros de litoral con su fauna y su flora se tiñeron de negro. Un total de 250.000 aves murieron y más de 1.000 playas quedaron contaminadas.

En el plano político, el gobierno presidido entonces por José María Aznar sufrió uno de los mayores cuestionamientos sociales por su gestión del accidente. Once años después, el "Prestige" continúa a casi 4.000 metros de profundidad frente a la costa gallega.

jov (dpa, elmundo.es)

Publicidad