España: acuerdo evita fractura en gobierno regional andaluz | Europa | DW | 12.04.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

España: acuerdo evita fractura en gobierno regional andaluz

La crisis de gobierno abierta en la región de Andalucía como consecuencia del desalojo de una veintena de familias "okupas" se zanjó en la madrugada de este sábado (12.04.2014) con un acuerdo entre los socios de la coalición: Partido Socialista (PSOE) e Izquierda Unida (IU).

El pulso mantenido en las últimas horas por ambas formaciones, que llegó a poner "en suspenso" el pacto de gobierno, concluyó con la firma de un decreto que devuelve a IU las competencias relativas a las viviendas sociales, retiradas el viernes por el PSOE, según informaron medios españoles.

La tensión se desató después de que el pasado domingo la policía desalojara un edificio de Sevilla -la corrala Utopía- tomado por el movimiento de los indignados para dar cobijo a familias desahuciadas en el marco de una crisis por la que cientos de personas han perdido sus hogares al no poder pagar la hipoteca a los bancos.

Se temieron elecciones anticipadas

El gobierno andaluz, encabezado por Susana Díaz (PSOE), aseguró en un primer momento no disponer de viviendas públicas para realojar a los desahuciados hasta finales de octubre. Pero la responsable del área de Fomento, Elena Cortés (IU), desafió a la presidenta andaluza y ofreció a los desalojados varios pisos, lo que llevó a Díaz a retirar el viernes las competencias al departamento gestionado por su socio en el gobierno.

La decisión provocó el enfado de IU, que retiró de forma temporal su apoyo al Ejecutivo regional. Se abrió así una brecha que pudo acabar en elecciones anticipadas en una de las dos regiones españolas en las que el PSOE conserva el poder.

Andalucía tiene actualmente más de ocho millones de habitantes y es uno de los bastiones tradicionales de los socialistas en España. Tras 30 años de hegemonía, en 2012 el PSOE tuvo que pactar con IU al no alcanzar una mayoría que le permitiera gobernar.

Cercana al movimiento de los indignados, desde entonces IU ha hecho de la política de vivienda pública y social su bandera. El líder regional de la formación, Antonio Maíllo, culpó este sábado al Partido Popular de Mariano Rajoy de ser el "causante" de la fractura al haber ordenado el desalojo el pasado domingo. (dpa)

Publicidad