Escocia: la independencia en la agenda, otra vez | Europa | DW | 22.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Escocia: la independencia en la agenda, otra vez

Aunque el invierno se acerca, la temperatura política sube en Escocia. La primera ministra, Nicola Sturgeon, ha dicho que podría repetirse el referéndum independentista tras el “brexit”.

Refiriéndose a la decisión del gobierno escocés de publicar un proyecto de ley sobre la convocatoria a un segundo referéndum independentista, la primera ministra, Nicola Sturgeon, sostuvo que si Escocia no consigue permanecer en el mercado común europeo tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea, la experiencia electoral de 2014 se repetirá.

"Si creemos que nuestros intereses no pueden ser correcta o totalmente protegidos dentro de Reino Unido, entonces la independencia debe ser una de las opciones abiertas que nosotros y el pueblo escocés tenemos derecho a considerar”, dijo Sturgeon. La advertencia de la líder del Partido Nacional Escocés (SNP) se conoce después de que su contraparte en Westminster, la primera ministra británica Theresa May, dijera este mismo mes que todo el Reino Unido abandonará la UE.

Las palabras de Sturgeon abren la posibilidad a un referéndum antes de que Reino Unido abandone formalmente la UE, un proceso que se espera esté terminado en marzo de 2019. El proyecto de ley, que fue presentado el jueves 20 de octubre, propone un referéndum muy similar al de 2014, cuando el 55 por ciento de los escoceses votó por permanecer en Reino Unido. Las únicas diferencias son que ahora los ciudadanos que viven en otros estados de la UE podrían votar y el derecho a sufragio se ampliaría hasta los 16 años.

Bandera de Escocia frente al Big Ben.

No es seguro que un segundo referéndum independentista tenga lugar.

Obstáculos legales

Westminster tendría que dar la autorización al parlamento escocés para llevar adelante tal votación. Y May ya ha dicho que no cree que vaya a haber un mandato para un segundo referéndum. Incluso si Londres accede, es poco probable que el Partido Nacional escocés llame a las urnas mientras las encuestas no cambien. Por ahora, la mayoría de los escoceses parece inclinarse por quedarse dentro de Reino Unido, pese a que el 62 por ciento votó por permanecer en la Unión Europea.

Sturgeon ha dicho que un segundo referéndum es "altamente probable”, pero que esto podría evitarse si se alcanza un acuerdo que permita a Escocia mantener su acceso al mercado único de la UE. Pero Michael Keating, profesor de la Universidad de Aberdeen, dice que no es posible que Escocia consiga lo que busca si el resto del Reino Unido abandona la Unión Europea. "O estás o no estás, así que no veo cómo podría Escocia permanecer dentro del mercado común si el resto de Reino Unido lo abandona”, dice el experto.

No obstante, Sturgeon insiste en que la membresía en la UE es vital para los intereses económicos de Escocia. Mientras, los sondeos muestran que los ciudadanos están divididos sobre la posibilidad de un segundo referendo. "De ninguna forma. Ya tuvimos uno, no necesitamos otro”, dice un barman del Union Bar en Glasgow. El lugar representa uno de los puntos más pro Reino Unido de Escocia, aquellos que sienten alergia por los protestantes de Irlanda del Norte.

Blancos y británicos

"Somos blancos y británicos y así seguiremos”, dice Stewart, quien prefiere no identificarse del todo. "En Irlanda del Norte muchos murieron para seguir dentro de Reino Unido. Si nos vamos, sería como apuñalarlos por la espalda”, sostiene. Pero no todos son tan prounionistas. La pensionada Liz Gray votó "sí” en 2014. "Me gusta Nicola Sturgeon. Sabe lo que hace”, piensa ella. La gran duda ahora en Escocia es si los escoceses tendrán otra oportunidad para votar una salida de Reino Unido.

John Curtice, profesor de Política en la Universidad de Strathclyde, cree que las posibilidades son 50-50. "La amenaza de Sturgeon no es una amenaza vacía, pero su posición hoy no es tan fuerte como ella quisiera que fuera”, dice el experto a DW. En un Reino Unido sacudido por el "brexit”, el SNP quiere presentarse como un partido con un plan de acción. "Queremos construir, si podemos, un consenso para avanzar”, dijo Sturgeon hace poco.

Pero, en privado, muchas figuras del SNP se muestran renuentes a repetir la experiencia del referéndum tan pronto. Tienen razón al actuar de ese modo, piensa Andrew Tickell, partidario del SNP y columnista de The Times. "El SNP primero debe tener respuestas claras a dudas sobre finanzas, pero en eso no es muy bueno”, dice Tickell. Algunos nacionalistas, sin embargo, dicen que con el "brexit” y el crecimiento del ala conservadora en el Gobierno de Londres, nunca ha habido una mejor oportunidad para la independencia.

"Creo que Nicola Sturgeon tiene que hacerlo”, dice Suzanne McLaughlin, una excandidata del SNP y dueña del independentista Yes Bar en el centro de Glasgow. "Ahora es el momento”.

Autor: Peter Geoghegan (Glasgow)

 

DW recomienda

Publicidad