″Es lamentable que Uruguay no sea más contundente hacia Venezuela″ | América Latina | DW | 06.06.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

"Es lamentable que Uruguay no sea más contundente hacia Venezuela"

Uruguay, una de las democracias más desarrolladas de América Latina, se abstuvo en la votación de la OEA para suspender a Venezuela. ¿Qué esconde esta "neutralidad" en los foros internacionales? ¿Qué mensaje envía?

Rodolfo Nin Novoa, canciller de Uruguay.

Rodolfo Nin Novoa, canciller de Uruguay.

Ni el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, ni el subsecretario, Ariel Bergamino, acudieron a la cita de los dos últimos días (4 y 5 de junio de 2018) de la Organización de Estados Americanos. Se celebraba en Washington la cuadragésimo octava asamblea general del organismo y Venezuela, caballo de batalla de Luis Almagro desde su nombramiento en 2015, volvía a ser uno de los puntos candentes en la agenda. El diario uruguayo El observador justifica la ausencia del canciller en la OEA citando fuentes diplomáticas: Nin Novoa no quería exponerse en un tema particularmente sensible para el Gobierno.

La mayoría de los países miembros envió a sus más altos representantes diplomáticos, pero Uruguay estuvo representado por Raúl Pollack, director de Asuntos Políticos. Además de solidarizarse con las víctimas del volcán de Guatemala y condenar la violencia en Nicaragua, Pollack leyó un texto conciliador en el que abogaba por un "diálogo inclusivo entre todos los sectores políticos y de la sociedad civil”. Es decir, una posición que apuntala la postura habitual del Gobierno uruguayo hacia Venezuela: "La posición de Uruguay en términos políticos es esta: respeto al derecho internacional (…) y crear condiciones favorables para el diálogo, que se hacen no agregando más leña al fuego”, declaró en una ocasión a medios el subsecretario, Ariel Bergamino. En la votación que se mantuvo para decidir sobre una posible suspensión de Venezuela de la OEA, Uruguay se abstuvo.

Críticas… pero guardando apariencias de neutralidad

"Hay una puja interna dentro del Gobierno de Uruguay”, explica a Deutsche Welle Angel Arellano, periodista venezolano colaborador de la revista Diálogo Político, editada por la Fundación Konrad Adenauer en Uruguay. "Una parte de oficialismo está en contra de que el Gobierno tenga esta posición flexible con respecto al Gobierno de Maduro y otra parte presiona por que haya un reconocimiento al Gobierno de Maduro y un mayor respaldo a la revolución bolivariana”.

Sin embargo, aunque Uruguay haga ostentación en foros internacionales de su "neutralidad”, el Gobierno de Tabaré Vázquez y concretamente su canciller, Rodolfo Nin Novoa, ha criticado anteriormente determinadas actuaciones de Maduro. En agosto de 2017, la cancillería uruguaya emitió un comunicado exhortando al Gobierno de Maduro a liberar a todos los presos políticos: "Uruguay hace un llamado al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela a asegurar el pleno goce de los derechos humanos de los detenidos, recordando la responsabilidad del Gobierno por la integridad física de los mismos", decía el texto.

Por otro lado, en febrero de 2018, Nin Novoa justificó el apoyo de Uruguay al pedido de la OEA de postergar las elecciones venezolanas, previstas inicialmente para el 22 de abril. "¿Uruguay iría a unas elecciones con dirigentes políticos presos?, ¿Iría con un poder Judicial que además responde a directivas de un Poder Ejecutivo con partidos proscritos? Yo creo que no. Y lo que no queremos para nosotros no podemos quererlo para otros", reflexionó el canciller en declaraciones a los medios de comunicación.

La posición de la única democracia plena

"El Gobierno de Tabaré Vázquez está muy presionado y opta por la neutralidad hacia Venezuela, aunque es cierto que en ocasiones ha optado por posiciones críticas”, explica el periodista Ángel Arellano. "Por ejemplo, ha sido crítico con el resultado reciente de las elecciones fraudulentas celebradas en Venezuela, pero no ha podido ser tan contundente como otros vecinos de la región por un tema de conflicto interno dentro de su propio Gobierno”.

Según el Índice de Democracia 2017 publicado por The Economist Intelligence Unit, Uruguay es el único país de América Latina con democracia plena. ¿Qué mensaje envía a nivel internacional el hecho de que precisamente Uruguay no condene a Venezuela de forma contundente? "La democracia uruguaya debería ser el faro donde toda la región se mire para fortalecer sus instituciones”, reflexiona Arellano. "Es lamentable que el sistema institucional más desarrollado de la región no tenga una posición definida y robusta hacia una situación evidente, como la violación de los derechos humanos, como mantener políticos presos, celebrar elecciones fraudulentas, mantener en jaque al poder legislativo electo y promover una crisis  económica nunca conocida en el continente”, concluye. 

María Santacecilia (ERS) 

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube | 

 

DW recomienda

Enlaces externos