Erdogan y Putin normalizan relaciones entre Rusia y Turquía | Europa | DW | 09.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Erdogan y Putin normalizan relaciones entre Rusia y Turquía

Reunidos en San Petersburgo, trazaron “el algoritmo de los sucesivos pasos”, donde se considera el levantamiento de las sanciones comerciales.

Las diferencias entre ambos mandatarios parecen ser cosa del pasado, un absurdo recuerdo que mejor sería olvidar. Este martes (09.08.2016) los presidentes de Rusia y Turquía, Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan, se reunieron en San Petersburgo y pusieron fin a largos meses de tensiones, amenazas y sanciones, en un giro político que tiene bastante que ver con la distancia que desea tomar Erdogan de Europa.

No es casualidad que, tras el fallido golpe de Estado en Turquía, el presidente Erdogan eligiera a Rusia como su primer destino. Él mismo valoró el apoyo irrestricto que le dio Putin en esos difíciles momentos, dejando como un traspié el derribo de un avión de combate ruso en la frontera turco-siria. Este martes, los gobernantes decidieron marcar “el algoritmo de los sucesivos pasos y de los objetivos primordiales para el restablecimiento eficaz de las relaciones bilaterales”, dijo Putin.

“Tu visita de hoy, que has realizado a pesar de la realmente compleja situación política que tienen en Turquía, muestra que todos queremos reiniciar nuestro diálogo y restaurar nuestras relaciones”, apuntó el mandatario ruso. El jefe del Kremlin destacó que el encuentro marca el primer paso en esa dirección, aunque destacó que ambos países tienen aún “un arduo trabajo por delante para reanimar la cooperación económica y comercial”.

“Mi querido amigo”

El encuentro no se quedó solo en las buenas intenciones, y el presidente Erdogan dijo que el gasoducto que conectará el sur de Rusia con Turquía, cuyos trabajos estaban paralizados por las tensiones, comenzará a ser construido “tan pronto como sea posible”, con la intención –además– de extenderlo a Europa. Desde que las relaciones entre ambos países se estancaron, los intercambios comerciales cayeron un 43 por ciento, dijo Putin, por su parte.

Pero eso cambiará. Rusia comenzará a trabajar en un acuerdo para construir la primera planta nuclear de Turquía. Además, Moscú prometió levantar gradualmente las restricciones a las importaciones de productos agrícolas turcos y eliminará la prohibición para viajar a Turquía de vacaciones. Putin también aseguró que habrá discusiones separadas sobre el tema sirio, donde ambos países tienen visiones contrapuestas.

“Espero que como resultado de estos pasos creemos un ‘Eje de la Amistad'”, destacó Erdogan, quien llamó a Putin “mi querido amigo”.

DZC (EFE, Reuters, dpa, AP)


DW recomienda

ADVERTISEMENT