Erdogan responsabiliza a Francia del genocidio en Ruanda | Europa al día | DW | 24.04.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Erdogan responsabiliza a Francia del genocidio en Ruanda

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, criticó este miércoles (24.04.2019) a quienes "dan lecciones" a Turquía sobre el "genocidio armenio", especialmente Francia, país al que acusó de ser responsable del genocidio en Ruanda.

"Si miramos a quienes intentan dar lecciones sobre derechos humanos o democracia a Turquía con la cuestión armenia y la lucha contra el terrorismo, vemos que todos tienen un pasado sangriento", afirmó Erdogan durante un discurso televisado en Ankara.

"Es evidente, ¿quién mató a 800.000 personas en el genocidio de Ruanda? Los responsables son los franceses", acusó. "Tenemos archivos y documentos que lo prueban claramente".

El poder ruandés acusa a Francia de haber sido cómplice del régimen hutu, responsable del genocidio de 1994, e incluso de haber sido parte activa en las masacres, algo que París siempre ha negado.

La crispación aumentó entre París y Ankara en los últimos días después de que Francia instaurara un día de conmemoración anual, el 24 de abril, del genocidio armenio de 1915. Una treintena de países y la comunidad de historiadores reconoce el genocidio armenio. Según estimaciones, entre 1,2 millones y 1,5 millones de armenios fueron abatidos durante la Primera Guerra Mundial por parte de las tropas del Imperio Otomano, entonces aliado de Alemania y Austria-Hungría.

Turquía, fruto del desmantelamiento del Imperio en 1920, rechaza la utilización del término "genocidio" y alega que se produjeron masacres recíprocas en un contexto de guerra civil y hambre, que dejó cientos de miles de muertos en ambos bandos. Además, las autoridades turcas prohibieron este miércoles una concentración prevista en Estambul para conmemorar la masacre de los armenios, constató una periodista de la AFP.

Las fuerzas de seguridad dispersaron a un centenar de manifestantes, incluyendo una delegación internacional, que habían planeado congregarse frente a la antigua prisión -hoy Museo de las Artes Islámicas- en la que fueron detenidos los primeros armenios arrestados el 24 de abril de 1915. Por la noche, sí se celebró una segunda concentración en esa ciudad, que congregó a unas cincuenta personas durante unos quince minutos, en medio de una alta vigilancia policial. (AFP)

DW recomienda