Erdogan culpa a grupos extremistas de las protestas | El Mundo | DW | 03.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Erdogan culpa a grupos extremistas de las protestas

El primer ministro turco, RecepTayyip Erdogan, culpó a elementos extremistas de las protestas que han tenido lugar durante varios días y llamó a la población a la calma.

Erdogan ofrece una conferencia de prensa en Estambul.

Erdogan ofrece una conferencia de prensa en Estambul.

Después de un fin de semana de duros enfrentamientos de manifestantes con la policía, el primer ministro, RecepTayyip Erdogan, hizo un llamado a la calma y afirmó que “elementos extremistas” están detrás de las protestas. Cientos de manifestantes fueron detenidos en la noche del domingo en Estambul y las protestas se intensificaron en la capital, Ankara, y en la ciudad de Izmir.

“Mantengan la calma, todo esto lo superaremos”, dijo Erdogan, en una conferencia de prensa en el aeropuerto de Estambul, antes de partir a una visita oficial a Marruecos. El presidente recordó a los electores el apoyo que ha recibido en el pasado de los turcos: "el hecho de que mi partido haya incrementado sus votos en las últimas tres elecciones y haya ganado contundentemente tres referendos demuestra que la gente de esta nación apoya al partido”.

Protestas antigubernamentales en Izmir.

Protestas antigubernamentales en Izmir.

Violentos incidentes

Cerca de 500 personas fueron detenidas el domingo en Estambul, según la emisora CNN Türk, y en la ciudad de Izmir los manifestantes provocaron un incendio con cócteles molotov en las oficinas del partido gubernamental de la Justicia y el Desarrollo (AKP). Los bomberos lograron apagar las llamas.

En Estambul el incidente que tensionó las protestas del domingo fue la intención de un manifestante de atravesar un bloqueo policial con una excavadora, en la cercanía de las oficinas del primer ministro Erdogan, según afirmaron activistas. En la parte europea de Estambul hubo también revueltas callejeras.

La brutalidad con la que la policía ha arremetido en contra de los manifestantes tiene conmocionado al país y a organizaciones internacionales. Los manifestantes tildan a Erdogan de tener una “política dictatorial”. Los disturbios empezaron a causa de las protestas en contra de la construcción de un centro comercial en la zona verde del parque Gezi, en las cercanías de la plaza central Taksim de Estambul.

jr/er (dpa/Reuters)

DW recomienda

Publicidad