Entablan juicio contra el presidente alemán por criticar a neonazis | Europa | DW | 25.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Entablan juicio contra el presidente alemán por criticar a neonazis

El Tribunal Constitucional alemán comenzó a analizar si el presidente Joachim Gauck se extralimitó al describir a los miembros del partido ultraderechista NPD como "chiflados, extremistas y fanáticos". El Partido Nacional Democrático (NPD) acudió al máximo órgano de Justicia en Alemania para demandar a Gauck al considerar que vulneró con esas palabras la neutralidad de su cargo e influyó en la campaña electoral para las elecciones generales de septiembre de 2013. La corte de Karlsruhe debe dictaminar ahora hasta dónde puede llegar el jefe de Estado en sus opiniones públicas, entrevistas y discursos. El fallo se espera para los próximos meses. Es la primera vez que un presidente alemán es demandado por sus declaraciones. "El presidente federal puede y debe decir lo que le parece importante, incluso cuando eso se oponga a un partido político", dijo el representante de Gauck en el proceso, Joachim Wielend, durante la audiencia oral de hoy. El presidente debe defender los valores de la Constitución "y no puede ser neutral cuando se ven atacados", añadió. Gauck no se presentó hoy en Karlsruhe, pero el secretario de Estado para la presidencia, David Gill, emitió tras la audiencia una declaración en su nombre en la que sostiene que el cargo de jefe de Estado "sólo puede funcionar si el presidente puede formular y defender abiertamente principios básicos" de la Constitución alemana. Las declaraciones de Gauck, exactivista por los derechos humanos en la Alemania comunista (RDA), tuvieron lugar a fines de agosto, cuando el presidente condenó las concentraciones xenófobas que el NDP y otras agrupaciones neonazis y de ultraderecha venían organizando para protestar contra un hogar de refugiados en Berlín. "Necesitamos ciudadanos que salgan a la calle para mostrarles un límite a estos locos", dijo entonces el presidente en un acto ante 400 estudiantes en Berlín. Cuando le preguntaron su opinión sobre el proceso en marcha para ilegalizar el NPD, Gauck respondió: "Podemos prohibir al partido. Pero no borraremos del mundo a los chiflados, los extremistas y los fanáticos". El abogado del NPD, Peter Richter, sostuvo ante la corte que la figura presidencial debe cumplir un papel integrador y mantener la objetividad al tocar temas de relevancia social. Con sus declaraciones, añadió el letrado, Gauck abandonó el nivel objetivo y "atacó y difamó" al NPD y sus miembros poco antes de las elecciones generales del 22 de septiembre. Fundado en 1964, el NPD se presenta como "una fuerza patriótica", aunque las fuerzas de seguridad lo consideran racista, antisemita y revisionista. También se encontraron numerosos vínculos entre el partido y grupos neonazis violentos. DPA

Publicidad