En San Salvador, mármol contra la violencia | América Latina | DW | 03.01.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Salvador

En San Salvador, mármol contra la violencia

Nayib Bukele, de 35 años, se enfrenta al reto de gobernar una de las ciudades más violentas del mundo. En entrevista con DW, explica su enfoque de combate a la violencia, y descarta una posible candidatura presidencial.

San Salvador Oberbürgermeister Nayib Bukele (Ludwig Ross)

Nayib Bukele, alcalde de San Salvador

Con sus muy altos índices de violencia, San Salvador es considerada como una ciudad ingobernable. ¿Usted está de acuerdo?

No es ingobernable, pero es cierto que es una de las ciudades más inseguras y violentas del mundo. El país en general es uno de los países más violentos del mundo. Estamos a niveles de países en guerra, a pesar de que no hay una guerra, por lo menos no una guerra oficial.

¿A qué se debe esta violencia extrema?

Cuando alguien asesina a alguien, puedes pensar que esta persona es violenta o es un sociópata. Pero cuando tienes miles de jóvenes que entran a las pandillas, ya no es un fenómeno de sociopatía, sino que es un fenómeno social. ¿Cuántos hijos de personas ricas son miembros de pandillas? Cero. ¿Por qué? ¿Son mejores personas las personas con dinero? ¡Obviamente que no! Es un fenómeno social. Y la violencia es la consecuencia del fenómeno social de las pandillas.

…que en el pasado siempre se ha tratado de combatir con políticas de represión.

Tienes que atacar la causa estructural que generó esta violencia. Si tú tienes un dolor de cabeza y te tomas una aspirina, la aspirina probablemente te quita el dolor de cabeza. Pero a nadie le da dolor de cabeza por deficiencia de aspirina. Entonces, si realmente quieres curar el dolor de cabeza, sobre todo si es algo más grave como un tumor, no lo vas a curar tomando un montón de aspirina. Nosotros en El Salvador hemos querido curar nuestro tumor en la cabeza que nos causa dolor con un frasco de aspirina entero. Y ahí llegamos al punto donde no importa la cantidad de aspirina que tomemos, el dolor no se va. Es más, nos estamos tomando cantidades industriales de aspirina: policías en la calle, negocios con hombres con una escopeta en la puerta. La cantidad de aspirina que estamos metiendo al sistema ya debería de habernos demostrado que no nos va a solucionar el dolor de cabeza.

Entonces, ¿cómo se quita el dolor de cabeza?

Nadie está en contra de la aspirina, nadie está en contra de las policías, al contrario, pero evidentemente eso no es la solución. La solución es cambiar la estructura social que generó la violencia, y la violencia se generó por la desigualdad y la exclusión a la que ha sido sometida la población toda la vida.

Uno de sus planes políticos es la recuperación de la ciudad, empezando por el Centro Histórico. Quiere remodelar los históricos parques y plazas del centro, utilizando materiales costosos como mármol o granito. ¿Por qué se está gastando tanto en esto?

En la Antigua Grecia o la Antigua Roma, lo público era lo más bonito, porque lo público es la herencia social, es de todos. En Latinoamérica se ha dejado lo público como lo más feo, lo que tiene que ser lo más barato, y lo privado lo más bonito. Queremos cambiar esta cultura, queremos que los espacios públicos sean de calidad en toda la ciudad. Esto no nos va a convertir en un país sin violencia, pero ya vamos en un paso más.

Policías de El Salvador

La policía es parte de la solución, pero no la solución completa, dice Bukele.

Entonces, ¿es un programa de inversión en obras públicas e infraestructura?

La infraestructura sola sí genera un cambio, pero el cambio es pequeño. Pero también genera un cambio psicológico. Si la infraestructura va acompañada con un cambio de pensamiento de la gente, eso sí genera un cambio real. La última semana inauguramos la primera biblioteca de lectura en la ciudad. Es un lugar bonito, tiene WI FI, las personas pueden llevar su tablet y hay 60 computadoras. La psicología de la gente debe de cambiar, en el sentido de que nos merecemos cosas buenas.

Como alcalde con un mandato de tres años necesita resultados rápidos. ¿Cómo puede desarrollar proyectos que tal vez den frutos en diez, 20 años sin que la población se desespere?

Si bien no hemos resuelto los problemas ni por cerca y no los vamos a resolver en tres años, la gente ha visto que se ha avanzado en muchas cosas. Y esto te va ganando tiempo para que los programas más ambiciosos vayan dando frutos. Lanzamos el inicio del cable eléctrico subterráneo en el Centro Histórico. La zona más abandonada y descuidada, donde nadie ha invertido ni un centavo, va a ser la primera zona pública donde el cableado es subterráneo. Queremos demostrar que se puede rescatar el centro.

Con apenas 35 años, Usted es considerado como el alcalde de los jóvenes, fueron ellos los que le hicieron ganar las elecciones. ¿Cómo se refleja esto en su política?

Antes, ser skater, hacer break dance o hiphop era considerado como subcultura. Ahora la alcaldía tiene un departamento que ve todos estos tipos de expresiones urbanas que antes eran consideradas como cuasi-delincuenciales, y las fomenta. La alcaldía incluye y apoya a los jóvenes, no los ve como delincuentes y parias de la sociedad.

 

Bukele descarta una posible candidatura a la presidencia. ¿Por que? Siga leyendo

Páginas 1 | 2 | Artículo completo

DW recomienda