En Rusia no hay espacio para la oposición | Política | DW | 23.09.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

En Rusia no hay espacio para la oposición

Este viernes (23.09.2011) comenzó la campaña para las elecciones de la Duma del próximo 4 de diciembre. El monopolio de Putin y sus seguidores es casi absoluto.

El salón plenario de la Duma (RIA Novosti).

El salón plenario de la Duma.

Este 23 de septiembre comenzó la campaña electoral en Rusia, con vistas a las elecciones de la Duma que se realizarán el 4 de diciembre. El partido gobernante, Rusia Unida, vinculada al premier Vladimir Putin, realizó este viernes su convención, desde donde surgieron voces triunfalistas augurando un éxito rotundo en las votaciones. "Hoy sólo Rusia Unida es capaz de defender los intereses y los principios básicos del pueblo. Hemos ganado las elecciones locales y regionales, y no me cabe duda de que venceremos a nivel federal", manifestó con total confianza Boris Grizlov, presidente de la Duma y dirigente del partido.

En Rusia alrededor de 110 millones de personas tienen derecho a sufragio. En la actualidad, sólo siete partidos políticos están autorizados para participar en las elecciones, de los cuales apenas tres tienen posibilidades reales de entrar al Parlamento, según las últimas encuestas. Observadores occidentales y activistas de grupos de derechos humanos no esperan que el proceso sea justo y democrático. Tampoco piensa eso la mayoría de los rusos. Un 54% cree que habrá fraude en las votaciones. Con ese trasfondo los partidos preparan sus propuestas de campaña.

Vladimir Putin, Vladimir Putin y el presidente Dimitry Medvedev, ambos de Rusia Unida (Photo ITAR-TASS / Vladimir Rodionov).

Vladimir Putin y el presidente Dimitry Medvedev, ambos de Rusia Unida.

"Rusia Unida" - ¿El nuevo PCUS?

El mayor partido del país, "Rusia Unida", es una obra del premier ruso Vladimir Putin, quien probablemente sea el candidato presidencial para el 2012. Este partido conservador de derecha, cuyo logo es un oso ruso, fue creado en diciembre de 2001 y en pocos años ascendió electoralmente hasta convertirse en la principal fuerza política del país. En las elecciones parlamentarias del año 2007, el "partido del poder", como se le llama en Rusia, obtuvo dos tercios de los sufragios. Las encuestas muestran que en esta ocasión seguramente repetirá ese éxito, aunque con un claro descenso en su votación.

Previendo esto, Putin creó otro referente electoral, Frente Popular de Toda Rusia, con el fin de evitar la fuga de votos, fuga que en ningún caso pondría en riesgo la primacía absoluta de Rusia Unida. Tanto es su poder que algunos críticos, entre ellos el ex presidente soviético Mijail Gorbachov, dicen que cada vez se parece más al antiguo Partido Comunista de la Unión Soviética, por sus prácticas monopólicas y su intención de dominarlo todo.

Los comunistas, en segundo lugar

El Partido Comunista de la Federación Rusa es la única fuerza opositora en el Parlamento, y seguramente la única que seguirá existiendo. Según las encuestas, los comunistas podrían obtener en las próximas elecciones del 4 de diciembre hasta un 18% de los votos, mejorando así notoriamente sus resultados de hace cuatro años, cuando consiguieron el 11,6%. Por lo tanto, es muy probable que sigan siendo la segunda fuerza política de la Duma.

Entre sus candidatos hay una cosmonauta, un premio Nobel y un militar. Con esta suma de rostros, además de gente joven, seguidores independientes y dirigentes de renombre, los comunistas liderados por Ivan Melnikov apuestan a afianzar su poderío como segunda fuera política y quizás reverdecer laureles. Sus mejores resultados datan de la década de los noventa. En 1996, incluso, el entonces líder del partido, Gennady Zyuganov, pasó a segunda ronda en la elección presidencial, donde fue derrotado por Boris Yeltsin.

El parlamentario ruso de derecha Vladimir Schirinowsky (RIA Novosti).

El parlamentario ruso de derecha Vladimir Schirinowsky.

Los populistas de derecha

La tercera fuerza, que no teme perder ese puesto en estas elecciones, es el Partido Liberal Democrático. Las encuestas muestran que el partido del populista de derecha Vladimir Schirinowsky tiene entre un 10 y un 13% de las preferencias. Desde hace años este movimiento usa como idea fuerza la lucha contra los inmigrantes. Y esta vez no será la excepción, pues decidieron que el lema de campaña sería "Estamos por los rusos". Dado que los populistas de derecha van en la línea del Kremlin, por lo general no compiten con Rusia Unida.

El partido Rusia Justa, que hace algún tiempo representaba el cuarto poder en la Duma, está en peligro. Este partido que se define como socialdemócrata está en las encuestas bajo el 7% necesario para entrar al Parlamento. Aun así en Rusia Unida no pierden oportunidad de atacarlos. En su cónclave, los del partido mayoritario acusaron de "traidores" a los militantes de Rusia Justa.

No hay lugar para la oposición

La oposición crítica sigue ocupando un espacio muy menor en la política rusa. Ocurre, por ejemplo, con políticos pro occidentales como el exviceprimer ministro Boris Nemtsov. Este año él y sus seguidores están impedidos de participar en las elecciones, pues a finales de julio el ministerio de Justicia ruso les negó a los miembros del Partido Frente Popular ese derecho. Los dirigentes del partido han acusado "persecución".

Las encuestas muestran que los partidos de oposición están muy abajo en las preferencias. Esto se aplica, por ejemplo, al partido liberal "Jabloko, que desde 2003 es incapaz de entrar al Parlamento. Podía esperarse, dado el desamparo electoral, que los votantes pro occidentales darían su preferencia al recientemente creado partido Causa Justa. Sin embargo, el movimiento se desintegró cuando su líder, el multimillonario Mijail Prokhorov, renunció argumentando que su partido había sido infiltrado por el Kremlin con el fin de convertirlo en una marioneta del régimen. Obviamente el Gobierno negó esa afirmación.

Autor: Roman Goncharenko / Diego Zúñiga
Editor: Enrique López

DW recomienda

Publicidad