En Río 2016, una yudoca alemana con raíces panameñas | Deportes | DW | 07.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

En Río 2016, una yudoca alemana con raíces panameñas

De padre panameño, Miryam Roper es, a sus 34 años, la primera yudoca alemana en ascender a los primeros puestos del ranking mundial. Roper habló con DW sobre sus aspiraciones en Río y su fascinación con las Olimpíadas.

DW: Más de 450 atletas alemanes viajaron a Río de Janeiro y usted es una de ellas. ¿Qué significa eso para usted?

Miryam Roper: Es una locura. Normalmente, uno está solo en su deporte, en su pequeña órbita. Y ahora, de pronto, uno está con todo un equipo allí. Conoces gente increíble, interesante. Puedes ver algo más allá. Eso es lo fascinante de la Villa Olímpica. Uno no sólo comparte con todos los deportes de una nación, que ya es algo tremendo, sino con todo el mundo. Uno puede conocer realmente a las personas más diversas.

En la Villa Olímpica viven miles de atletas. ¿Se vive algo así como un espíritu olímpico, de equipo, o cada quién está enfocado en su propia competencia?

Sí que hay ese espíritu olímpico. Por supuesto, uno está enfocado en la competencia, no hay que mentir. Esta es la más grande competencia del mundo deportivo. Eso tiene prioridad. Pero este encuentro, la unión, que el mundo se una en un solo lugar, justo en la Villa Olímpica... eso es algo que juega también un rol fundamental. En las instalaciones de competencia ya es otra cosa, pero uno pasa mucho tiempo en la villa.

La yudoca Miryam Roper. Medalla de plata en el Campeonato Europeo de 2014 y bronce en el Campeonato Mundial de 2013.

La yudoca Miryam Roper. Medalla de plata en el Campeonato Europeo de 2014 y bronce en el Campeonato Mundial de 2013.

¿Cuál es su meta en Río?

Siempre quiero ganar mi competencia. Y, además, tengo buenas oportunidades. Una medalla, no importa cual, me haría muy feliz. Pero el objetivo es, por supuesto, ganar.

¿Quiénes son sus contrincantes?

Las contrincantes serán seguramente Karoi Mazimoto, de Japón, y Rafaela Silva, de Brasil, que está en casa y tiene por supuesto el apoyo de todo el país. Además, está Automne Pavia, de Francia, y también la mongola Yiodzuren. Es un campo amplio, justo en mi categoría de 57 kilogramos. Es un típico peso femenino, así que está bastante poblado.

Usted es bastante conocida por su estilo ofensivo. ¿Se puede ganar medallas así o hay que actuar más tácticamente en un torneo como éste?

En los últimos años he demostrado que también puedo dar peleas tácticas. Ya no voy directamente al triunfo. Si se da la oportunidad, estoy ahí con todo, pero también puedo organizar primero tácticamente la pelea. He aprendido mucho en ese sentido en los últimos años.

Se cuenta que una vez, antes de una pelea, necesitaba rebajar 300 gramos y decidió cortarse el cabello… ¿Es cierto?

No del todo. En realidad tenía que bajar un poco más y lo logré. Pero suelo cambiar con frecuencia mi peinado y, a veces, le toca al pelo como peso adicional. Quizás deba pensar más bien en eliminar una comida.

¿Qué le parece hasta ahora el espíritu olímpico de la delegación alemana? ¿Se apoyan los unos a los otros? ¿Asisten también otros atletas para animarla en sus peleas?

Por supuesto. Depende cuánto tiempo uno tenga entre el entrenamiento, la preparación y la competencia, pero yo misma he estado en diversos eventos tras mis peleas. He animado a los voleibolistas de playa en la final y he sudado con los jugadores de hockey. En las olimpiadas de Londres vivíamos todos en una misma cuadra. Teníamos, por ejemplo, salas de estar comunes, lo que fue muy bonito. Así, uno se conoce y se anima mutuamente.

Muchos están preocupados en Brasil por una posible infección con el virus del Zika. ¿Le preocupa a usted?

No tengo miedo. Sé que la Federación Alemana del Deporte Olímpico (DOSB) trabaja conjuntamente con los médicos y considera bajo el riesgo. Además, es invierno y no tiempo de mosquitos. En todo país tropical hay mosquitos. Es algo de lo que hay que estar conscientes. Pero no es algo que me preocupe mucho. Como sea, estamos informados de la situación y sabemos a lo que nos enfrentamos.

La yudoca Miryam Roper, nacida en 1982, compite en Río de Janeiro en los 57 kilogramos. Fue plata en el Campeonato Europeo de 2014 y bronce en el Campeonato Mundial de 2013. Ese mismo año, Roper se convirtió en la primera alemana de la historia en ascender a los primeros puestos del ranking mundial del yudo.

DW recomienda

Publicidad