En Leipzig el tercer enfermo de ébola que llega a Alemania | Alemania | DW | 09.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

En Leipzig el tercer enfermo de ébola que llega a Alemania

Ingresado en la clínica Sankt Georg, uno de los siete hospitales equipado con unidades de aislamiento que hay en el país, el paciente se halla en estado "extremadamente crítico", aunque estable, informó el equipo médico.

Procedente de Liberia, el paciente, un trabajador sudanés de las Naciones Unidas de 56 años, aterrizó por la mañana en un avión especial habilitado para trasladar a personas con enfermedades contagiosas en el aeropuerto de Leipzig, en el estado federado de Sajonia, en el este del país. De ahí fue trasladado en un ambulancia y escoltado por la policía hasta la clínica Sankt Georg de esa ciudad, uno de los siete hospitales que existen en Alemania con unidades de aislamiento para enfermedades altamente infecciosas.

Los médicos encargados de tratar al tercer paciente de ébola en suelo alemán lo hacen en medio de fuertes medidas de seguridad. "El estado es extremadamente crítico, aunque si bien es estable", informó el director del equipo médico, Thomas Grünewald.

"Los síntomas de la enfermedad se manifestaron hace una semana", agregó. "Los equipos, compuestos cada uno por un médico y un auxiliar, tratarán las 24 horas del día al hombre ataviados con trajes de protección", informó el hospital. "No existe peligro alguno de contagio para otros pacientes o visitantes", aclaró.

Desde la Oficina de Sanidad en Leipzig también intentaron tranquilizar a la opinión pública asegurando que como bien indica su nombre, "ningún virus o bacteria" puede salir de esa estación de aislamiento.

El elevado coste del tratamiento en Alemania del paciente, que aún no se encuentra en la fase más complicada de la enfermedad, será asumido por las Naciones Unidas.

Alemania ha recibido a otros dos pacientes de ébola. Un hombre procedente de Senegal ingresado en un hospital de Hamburgo recibió el alta hace unos días, después de cinco semanas de tratamiento, mientras otro enfermo procedente de Uganda está siendo tratado en Fráncfort.

LGC/RML (EFE / AFP / dpa)

Publicidad