En la Siria de Putin ″la violencia puede volver″ | El Mundo | DW | 21.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

En la Siria de Putin "la violencia puede volver"

Vladimir Putin está impulsando la reorganización de Siria. Muriel Asseburg*, especialista en Siria, es escéptica y advierte en entrevista con DW de una nueva escalada de violencia.

Putin y Assad con militares. Aquí en Sochi el 21 de novimebre de 2017

Putin y Assad con militares. Aquí en Sochi el 21 de novimebre de 2017

DW: El presidente ruso, Vladimir Putin, dice que la misión militar rusa en Siria "está llegando a su fin". ¿Es este el fin de la guerra civil en Siria?

Muriel Asseburg:  No. Putin está tratando de transformar el dominio militar, político y diplomático que Rusia ha ganado en Siria en un orden propio de posguerra. Eso no significa que las batallas hayan terminado. Hay un gran número de intereses militares que tanto el régimen, así como otros actores regionales quieren allí imponer. 

Vladimir Putin quiere iniciar "procesos políticos". ¿Qué quiere decir con eso?

Putin se refiere al "Proceso de Astana". Una iniciativa que lanzó junto con Turquía e Irán a principios de 2017. Gracias a este proceso, han surgido cuatro "zonas de distención".  En estas áreas, se intenta rebajar el conflicto mediante treguas entre el régimen y los rebeldes, con la esperanza de que estas treguas se extiendan a todo el país.

Además, con el llamado "Congreso de los Pueblos Sirios" quiere iniciar una especie de diálogo nacional.  Con esta fórmula Moscú busca reunir tanto a grupos de oposición como a grupos cercanos al régimen. Sin embargo, tengo que decir que nunca he escuchado nada de los muchos enumerados allí.

¿Está Siria camino de la democracia?

De democracia no se puede hablar, pero Rusia está tratando de obtener la mayor legitimidad posible para resolver el conflicto. Por lo tanto, quiere cumplir con ciertos requisitos como la existencia de una Constitución y elecciones. Aunque es muy dudoso que tales elecciones se ajusten a los requisitos del Consejo de Seguridad de la ONU. No creo que haya elecciones libres y justas bajo supervisión internacional ni que se incluya a la diáspora siria.

Para que dicho proyecto gane legitimidad  Rusia está acudiendo a socios internacionales. Vladimir Putin llamó esta semana al presidente estadounidense, Donald Trump, y este 22 de noviembre se reúne con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y el presidente iraní, Hassan Rohani.

¿Es Putin el nuevo "pacificador" de la región?

De hecho, creo que Vladimir Putin quiere actuar como pacificador y, en efecto, quiere contribuir a resolver y pacificar la región. Pero no creo que tenga éxito.

La percepción de los poderes regionales de que estamos en la fase final del conflicto los ha llevado a intentar ganar terreno militarmente. Es más, yo veo el peligro de una nueva escalada de violencia. Por ejemplo, el régimen sirio ya ha anunciado que quiere reconquistar Raqqa y la provincia de Idlib. Además, existe el peligro de una escalada regional: sobre todo, Turquía intentará evitar una zona autónoma kurda cohesionada en el norte de Siria. Israel también intentará hacer valer sus intereses y, en particular, evitar la presencia de posiciones iraníes y de milicias lideradas por Irán como Hezbolá en la frontera con Israel.

*Muriel Asseburg trabaja para la Fundación de Ciencia y Política en Berlín. Su especialidad es el Cercano y Medio Oriente.

Daniel Heinrich (jov/vt)

DW recomienda

Publicidad