En la mira de OLAF: corrupción en la UE | Europa | DW | 03.07.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

En la mira de OLAF: corrupción en la UE

Nada menos que 691 millones de euros debieron devolver en 2011 los Estados a la Unión Europea por mal uso de fondos y corrupción. También el contrabando es un gran problema en la UE.

La Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) reclamó el año pasado 691 millones de euros de diversos Estados por constatar que los fondos comunitarios habían sido mal usados o desaparecido en canales corruptos.

Además, la OLAF impulsó numerosos procedimientos judiciales, en los que cortes nacionales penaron a los culpables con un total de 511 años de cárcel y multas por 155 millones de euros.

Así se desprende del informe de la OLAF publicado este martes (03.07.2012) en Bruselas.

Tres cuartas partes de las 463 exigencias de devolución de fondos se registraron en relación con fondos estructurales de la UE (en total 525 millones). El resto recayó sobre delitos aduaneros (114 millones) y fondos destinados al fomento de la agricultura (34 millones).

Calabria: el mayor caso de corrupción

Este año se registró el mayor caso de corrupción descubierto por la OLAF en toda su historia: 389 millones de dólares, más de la mitad del total del fraude, fluyeron ilegalmente en un proyecto de construcción vial en Calabria, Italia. Uno de los problemas centrales en la región son las conexiones con la mafia.

Según un estudio del Bureau of Investigative Journalism, casi 250 de las empresas fomentadas en 2010 por la UE en Calabria estaban relacionadas de una u otra forma con la N‘drangheta. Los más conocidos casos de fraude en la región en los últimos años han sido la compra de pases de jugadores de fútbol en lugar de la construcción de calles y plantaciones de naranjas sin naranjas.

En la mira de la OLAF estuvieron el año pasado, además de los constructores viales en Italia, también un fabricante chino de bolsas de plástico que evadía la aduana y una banda rusa de contrabandistas de cigarrillos. El contrabando de cigarrillos a través de las fronteras orientales de la UE fue en 2011 uno de los focos de acción de la OLAF y lo sigue siendo este año.

Fondos estructurales: todo un problema

Los fondos estructurales --el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo Social Europeo (FSE) y los Fondos de Cohesión--, de los que se desvió la mayor suma de dinero, están destinados a la reducción de las disparidades económicas dentro de la Unión Europea. Con ellos se financian proyectos de mejora de la infraestructura básica, asistencia empresarial, construcción y modernización de plantas de residuos y de tratamiento de aguas, y mejora del acceso a las conexiones de Internet de alta velocidad.

La Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF, en francés Office Européen de Lutte Anti-Fraude) lleva a cabo investigaciones internas y externas, coordina la cooperación entre las autoridades competentes de los Estados miembros y proporciona a los Estados miembros asistencia y conocimientos técnicos para apoyarlos en sus actividades antifraude.

Desde el 1 de marzo de este año, todo ciudadano puede denunciar ante OLAF a través de Internet cualquier caso que considere sospechoso de fraude o corrupción con fondos comunitarios. El sistema se llama FNS (Fraud Notification System) y permite informar de una forma simple que garantiza el anonimato del denunciante.

Informe de la OLAF 2011: http://ec.europa.eu/anti_fraud/documents/reports-olaf/2011/olaf_report_2011.pdf (en inglés)

Autor: Pablo Kummetz
Editora: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda