¿En busca de un Instituto Cervantes iberoamericano? | América Latina | DW | 21.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

¿En busca de un Instituto Cervantes iberoamericano?

España sigue liderando la promoción del español en el mundo, en la que los expertos echan en falta una mayor financiación, así como un enfoque multilateral junto con América Latina.

Deutschland Instituto Cervantes in Berlin (picture-alliance/Arco Images/Schöning Berlin)

Sede del Instituto Cervantes en Berlín

"Si muriera el alfabeto, morirían todas las cosas”, rezan unos versos del poeta andaluz Federico García Lorca. Las lenguas cuentan historias, pero también son el sustrato de todo lo demás. Hacen dinero y dan poder. Por eso se cuidan. Y, por eso mismo, la de las lenguas es una contienda inevitable en el nuevo orden mundial.

El Gobierno de España nombró el viernes (20.07.2018) a otro poeta, también granadino, como nuevo director del Instituto Cervantes. El reconocido escritor Luis García Montero toma así las riendas de la principal institución de promoción del español en el mundo en un panorama global de brotes verdes a los que acechan nubarrones oscuros en el horizonte.

El español es el idioma de la Unión Europea que crece más rápidamente. Sin embargo, la apuesta financiera por su promoción está muy por detrás respecto a la de otros idiomas de la región. Frente al que podría considerarse su homólogo alemán, el Goethe Institut, que cuenta con un presupuesto superior a los 400 millones de euros, el Cervantes apenas dispone de 120,5 millones. La diferencia es que el español lo hablan 570 millones de personas en el mundo, según los últimos datos de la propia institución. Por eso hay quien se pregunta si la apuesta pública está a la altura de las circunstancias.

En opinión de Ángel Badillo, investigador en el área de lengua y cultura del Real Instituto Elcano, ha llegado el momento de que España reflexione sobre su acción cultural en el exterior. Un ejercicio en el que no le vendría mal echar un ojo a los grandes modelos europeos, como el alemán o el británico, ello a pesar de las diferencias de contexto. Además, entrevistado por DW, Badillo insiste en la idea de que "el español no es solo un recurso cultural de España, sino que lo es de toda la Unión Europea”. Si finalmente se produce la salida de Reino Unido del club comunitario, el español tiene que estar preparado para reclamar su sitio y su valor como recurso del bloque europeo.

América Latina toma la palabra

Son muchos, sin embargo, los acentos y dialectos que abanderan la promoción global de una lengua que también es de Gabriel García Márquez, Gabriela Mistral y Octavio Paz. Pero al otro lado del océano Atlántico la relación con la diplomacia cultural de Madrid es cualquier cosa menos sencilla. Por un lado, las embajadas latinoamericanas se benefician del fomento de la cultura hispanoamericana que se realiza a través de las sedes del Cervantes en el mundo. Por otro, como parece lógico, los países de América Latina reclaman que esta promoción del español no sea patrimonio único de España.

La discusión en torno a la iberoamericanización del Instituto lleva años sobre la mesa, aunque en la práctica todavía no hayan podido celebrarse grandes logros al respecto. Al fin y al cabo, como recuerda Badillo, "no es una institución iberoamericana, sino española”. Lo cual no quita que se exploren otras vías.

"Los países latinoamericanos se están dando cuenta de que también es su lengua y de que deberían igualmente desarrollar una estrategia de diplomacia cultural en cuanto a la promoción del español”, dice a DW Mario Torres Jarrín, director del Instituto Europeo de Estudios Internacionales (IEEI). El interés no es solo diplomático o lingüístico: el idioma también representa un mercado que en el caso del español es especialmente grande.

La asignatura pendiente del multilateralismo

El problema del español es que, por ahora, las aventuras globales han sido más bien empresas en solitario. El investigador Badillo cita cómo en los casos del portugués y del francés, con la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa y la Organización Internacional de la Francofonía, respectivamente, se han desarrollado "herramientas multilaterales de promoción”. Una asignatura que la lengua española tiene pendiente.

El experto y profesor universitario agrega que, pese a la euforia por la situación actual de este idioma en el mundo, las proyecciones demográficas de la ONU tampoco acompañan. Estas predicen que a partir de 2020 la proporción de hispanohablantes en el planeta se reducirá. "El español va a ser cada vez menos importante a nivel internacional”, incide Badillo. En ese sentido, critica que desde las instituciones no se concreten acciones públicas bien definidas. Otros, en cambio, han sabido jugar sus cartas: "El español entra ahora en un período en el que va a tener que luchar con otros idiomas que están aspirando también a ocupar un espacio preeminente en el ámbito internacional y que están preocupándose de manera muy clara por promover ese estatus a partir del multilateralismo”.

Torres Jarrín, especialista en temas iberoamericanos, cree por su parte que existe una base de coordinación sobre la cual construir dicho proyecto. Y se remite a una iniciativa de "alianza panhispánica” acordada entre España, México, Perú, Chile y Argentina, que comparten institutos de cultura cuya labor podría compararse a la del Instituto Cervantes. Falta ahora que se materialice en algo sólido.

El primer obstáculo, señala el director del IEEI, es el presupuesto. No todos los países pueden permitirse una acción cultural exterior de la misma magnitud. Puede que algunos ni siquiera estén dispuestos a ello. Pero el académico también insiste en la necesidad de "cambiar el chip” en pos de acciones conjuntas, pues "todos compartimos la cultura hispanoamericana”.

De modo parecido se pronuncia Badillo, del Real Instituto Elcano, quien apuesta por "crear una conciencia de que es un objetivo compartido para todos nosotros”. En ese camino, añade, "España tiene que asumir que su papel es el que le otorgue la comunidad de países, sin ningún tipo de paternalismo”. Nada de iberoamericanizar el Cervantes. Quizás sea hora de inventar algo más grande.

Autor: Enrique Anarte

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube | 

DW recomienda