Emboscan a soldados alemanes en Afganistán: cinco heridos | Alemania | DW | 05.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Emboscan a soldados alemanes en Afganistán: cinco heridos

Situación de la seguridad en el país asiático es “aterradora”, de acuerdo a un militar de la Bundeswehr. En otro atentado murieron cuatro personas.

Cinco soldados del Ejército alemán resultaron heridos en Afganistán al ser emboscado el vehículo blindado en el que viajaban. De acuerdo a la versión entregada por las autoridades germanas en el país asiático, las tropas volvían a su puesto de avanzada en el distrito de Chahar, cerca de la ciudad de Kunduz, cuando fueron emboscadas y atacadas.

Los atacantes usaron lanzagranadas y armas de fuego largas contra los efectivos. Los cinco soldados lesionados fueron trasladados a un hospital en helicóptero. El vehículo blindado de la Bundeswehr resultó severamente dañado, pues el ataque comenzó cuando éste pasó por sobre una carga explosiva que lo hizo volar por los aires.

En los últimos meses los ataques contra las fuerzas alemanas habían disminuido notoriamente, pues los insurgentes se habían concentrado en atentados contra las tropas de seguridad locales, habitualmente peor armadas y menos protegidas. Sin embargo, el campamento de Kunduz seguía siendo uno de los más peligrosos para los soldados alemanes, quienes lo dejarán en octubre.

La realidad es otra

El ataque contra el vehículo alemán del tipo “Dingo” es solo una pequeña muestra de la violenta situación que se vive en Afganistán. De hecho, el presidente de la Asociación de las Fuerzas Armadas alemanas, Ulrich Kirsch, calificó la situación de la seguridad en ese país como “aterradora” y que “decir que no necesitamos más tropas en Afganistán a partir de 2014 puede sonar lindo electoralmente, pero no se relaciona con la realidad”.

Los atentados insurgentes han aumentado recientemente mientras la gente se prepara para la fiesta que pone fin al Ramadán. Este mismo lunes cuatro civiles murieron y otros 22 resultaron heridos al estallar una bomba en un concurrido bazar en Kandahar.

“Los explosivos estaban escondidos en una carretilla. Se desconoce cómo se activaron, pero se ha hallado un dispositivo de control remoto en el bolsillo de una de las personas muertas”, dijo el portavoz del gobernador de la provincia de Kandahar, Javed Faisal. Si bien nadie se adjudicó el atentado, siempre las sospechas recaen en los grupos talibanes.

DZC (Reuters, dpa, Der Spiegel)

DW recomienda

Publicidad