Elecciones legislativas en Argentina: ¿se tambalea el ″modelo″ Kirchner? | América Latina | DW | 22.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Elecciones legislativas en Argentina: ¿se tambalea el "modelo" Kirchner?

El próximo 27 de octubre, 30,5 millones de argentinos, entre ellos, los jóvenes de 16 años, elegirán diputados y senadores. Según encuestas, se perfila una derrota para el Frente para la Victoria de Cristina Kirchner.

Gastón Peña sabe a quién elegirá: dice que va a votar por la coalición de Gobierno Frente para la Victoria, ya que de no ser por ella, hoy no tendría empleo. La fábrica textil en la que trabaja quebró hace un par de años, y Gastón y sus compañeros lograron sacarla adelante con ayuda del Estado. Eso sucedió en tiempos del fallecido expresidente argentino Néstor Kirchner.

Desde entonces, Gastón sabe perfectamente a quién darle su voto: “Yo los voto por la política de integración. Los Kirchner lograron que haya más igualdad y nos devolvieron la dignidad. Y también por su política en el mercado laboral, claro”, explica.

Cristina Kirchner: carisma y talento

Aunque Cristina Fernández de Kirchner no figura en la lista de candidatos, en toda la fábrica en la que trabaja Gastón cuelgan afiches de la presidenta. Ella es el rostro de

Gastón Peña en la fábrica textil recuperada por él y sus compañeros.

Gastón Peña en la fábrica textil recuperada por él y sus compañeros.

esa política, y nadie es capaz de movilizar a las masas como Cristina. Nadie en sus filas tiene su carisma ni su talento en los actos públicos.

Por eso fue tan duro que haya tenido que abandonar la campaña justo en la recta final debido a la operación a la que fue sometida como secuela de un accidente. Para Martín Insaurralde, el candidato de las filas del Gobierno, apenas conocido, la tarea se volvió mucho más difícil. Ahora tiene que ganar el mandato como diputado para la provincia de Buenos Aires y suceder a la presidenta en 2015.

El modelo se desinfla

De acuerdo con las encuestas, es muy difícil, sin embargo, que Insaurralde gane estas

Cristina Kirchner y el candidato oficialista, Martín Insaurralde.

Cristina Kirchner y el candidato oficialista, Martín Insaurralde.

elecciones parlamentarias el próximo 27 de octubre: “Lo que quiere la gente es un modelo social y económico más equilibrado que el actual, sin el excesivo intervencionismo del Estado –que se benefició mucho de eso en los últimos dos años-, por un lado, y por el otro, una política económica que sepa valorar la productividad y el rendimiento laboral”, opina el analista político Carlos Fara, de Buenos Aires.

El “modelo”, como llaman los kirchneristas a su política, caracterizada por un Estado fuerte y un aislacionismo sin pruritos, ya dejó de ser atractivo para muchos argentinos, y está afectando económicamente, sobre todo, a las capas medias de la población, sin que casi nada haya cambiado en lo que respecta a la situación de los más desfavorecidos.

Un disidente como candidato

La sociedad argentina está dividida. En los últimos meses, la gente salió a menudo a la

Sergio Massa, candidato de la oposición.

Sergio Massa, candidato de la oposición.

calle a manifestarse contra la política del Gobierno de Cristina Kirchner. Entretanto, las protestas se calmaron, pero el descontento de la gente sigue vigente. Carlos Fara considera que se ha generado una “cultura del cansancio” en la clase media argentina.

La gente está cada vez menos motivada a luchar contra los cambios o las injusticias, y es a esa desilusión a la que apuesta el candidato de la oposición y kirchnerista disidente Sergio Massa, quien también fue jefe de gabinete. Massa es intendente de la ciudad de Tigre, en el noroeste de Buenos Aires, a la que gobierna con éxito. Hace un año fundó un nuevo partido, el Frente Renovador. Los sondeos revelaron que Massa va a la cabeza, y se presume que su objetivo es ocupar el sillón presidencial en la Casa Rosada, la sede del Gobierno argentino.

Labrando la senda del futuro

Para ambos candidatos argentinos es de suma importancia salir airosos en estos comicios legislativos, ya que, según Carlos Fara, “allí también se decide la posición de largada para la carrera hacia la Casa Rosada, en las elecciones presidenciales de 2015. Así se demarca cuál es el curso que la gente quiere que siga Argentina”. Y ya hay algunos datos claros: un 41 por ciento de los argentinos ya saben que dentro de dos años no quieren un Gobierno kirchnerista ni peronista. Carlos Fara ve una fuerte tendencia hacia una clase media antiperonista. Juan Domingo Perón, el emblemático presidente del país sudamericano a mitades del siglo XX, cuyo legado reclaman como suyo diversas agrupaciones políticas, ha perdido vigencia, dice.

Sin embargo, Gastón Peña y muchos otros siguen reivindicando el Peronismo o Justicialismo: el hecho de que Néstor Kirchner y, más tarde, su esposa, Cristina Fernández de Kirchner, se hayan puesto en escena como los herederos legítimos de Perón es la clave de su éxito. “El Gobierno de los Kirchner fue, sin duda, una década ganada. Solo se vivió algo parecido durante la época de Perón. Y los argentinos tenemos la posibilidad de seguir recorriendo ese camino”.

Por eso, Gastón quiere votar al partido oficialista. Para muchos de sus compatriotas, sin embargo, eso dejó de ser una alternativa.