Elecciones en Italia: ¿crisis? ¿Qué crisis? | Europa | DW | 26.02.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Elecciones en Italia: ¿crisis? ¿Qué crisis?

Los bancos sufren bajo el peso de los créditos tóxicos. Y el Estado se hunde bajo la carga de las deudas. El ministro de Finanzas italiano considera que la situación no es tan grave. Y a los votantes apenas les importa.

Siena, la pintoresca ciudad de la Toscana, es la sede del banco más antiguo del mundo. En 1472, el banco "Monte dei Paschi di Siena" se fundó para prestar dinero a los pobres y los trabajadores de bajos ingresos. En 2016, sentada sobre una montaña de créditos tóxicos, estaba casi en bancarrota. El Estado italiano tuvo que salvar al tercer banco más grande de Italia con poco menos de mil millones de euros. Mientras tanto, Monte dei Paschi se ha recuperado, pero solo porque en verano de 2017 el Estado se hizo cargo de la mayoría de las acciones. Sin embargo, muchas filiales deben ser cerradas y muchos empleados despedidos.

Precisamente aquí en Siena, el epicentro de la crisis bancaria italiana, se presenta a las elecciones el ministro de Finanzas italiano, Pier Carlo Padoan, para ganar un escaño en el parlamento. Él fue el responsable del rescate de Monte dei Paschi. Otros bancos también tuvieron que ser salvados por Padoan. Ahora todo está bien de nuevo, dice el ministro de Finanzas en entrevista con DW. "El cuento de los créditos tóxicos va a tener un final feliz: hoy, la tasa de los créditos tóxicos es un 25 por ciento más baja que hace un año. Y esto es también un logro del gobierno actual. De momento no veo una crisis bancaria en Italia", dice Pier Carlo Padoan.

El ministro Pier Carlo Padoan en campaña electoral: Todo bien en Italia.

El ministro Pier Carlo Padoan en campaña electoral: "Todo bien en Italia".

Los bancos apenas juegan un papel en la campaña electoral

El ministro ignora el hecho de que hace unas pocas semanas el banco Carige de Genua por poco entró en bancarrota. Es más, el tema de los bancos casi no juega un papel en las campañas electorales, considera el profesor de economía Ruggero Bertelli de la Universidad de Siena. Como la economía italiana está actualmente creciendo levemente y el desempleo está disminuyendo, la crisis bancaria está siendo suprimida. Quedan muchos problemas estructurales por resolver, dice el profesor de economía a DW. "Existen demasiados bancos pequeños que tienen que fusionarse. También hay que cerrar muchas filiales para ahorrar costos".

Todos quieren reducir la deuda nacional, ¿pero cómo?

Los votantes que eligen a un nuevo parlamento el próximo domingo también deberían considerar otro gran problema: la deuda pública, opina el profesor Ruggero Bertelli. Sin embargo, eso no sucede. En la campaña electoral se prefiere hablar de regalos para los votantes y un mayor gasto social, que difícilmente se podrá financiar con un Estado totalmente endeudado. Pero eso de las deudas ya se arreglará, dice el candidato y ministro de Finanzas, Padoan, en Siena. "La afirmación de que Italia pronto explotará la escuché con mucha frecuencia en mi larga carrera, y nunca sucedió. Italia es resistente. La deuda es alta, pero ya no sigue aumentando, sino que empieza a bajar. El crecimiento económico está de vuelta".

Se busca un gobierno estable

Para el profesor de economía Ruggero Bertelli, está claro que la reducción de la deuda solo puede funcionar si la economía italiana continúa creciendo de manera constante. Por el momento, el crecimiento es del uno por ciento. Esto es mucho menos que el crecimiento de la zona euro en su conjunto. Un resultado electoral poco claro podría poner en peligro este débil crecimiento, advierte Bertelli. "Por el momento, tenemos un buen impulso en la economía, que no debería verse interrumpido por las elecciones, por lo que debe haber un gobierno de coalición lo antes posible, a pesar de que todos los partidos dicen que quieren gobernar por su cuenta".

Autor: Bernd Riegert (GG/VT)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad