Elecciones en Argentina: el presidente Macri en la cuerda floja | Argentina | DW | 30.08.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Argentina

Elecciones en Argentina: el presidente Macri en la cuerda floja

El presidente argentino está corriendo una carrera contra el tiempo. ¿Será capaz de amortiguar la crisis social y económica que vive el país y recuperarse de cara a las elecciones de octubre?

Todo indica que los días de Mauricio Macri en la presidencia argentina están contados. Se va dejando promesas incumplidas y una crisis económica y social que se ha agudizado en las últimas semanas.

Todo indica que los días de Mauricio Macri en la presidencia argentina están contados. Se va dejando promesas incumplidas y una crisis económica y social que se ha agudizado en las últimas semanas.

La aplastante derrota que sufrió Mauricio Macri en las pasadas elecciones primarias fue una clara señal. Tras la caída de los mercados y la reacción del mandatario para estabilizar el peso y frenar la crisis social, todo indica que para los comicios del próximo 27 de octubre los dados están echados.

Expertos consultados por DW coinciden en que es prácticamente imposible que, a pesar de los esfuerzos del gobierno y del apoyo de manifestantes que salieron a la calle en Buenos Aires, Macri logre remontar, en menos de dos meses, el 32% de los votos versus el 47% del peronista Alberto Fernández.

"Sabemos que en Argentina las cosas pueden cambiar muy rápidamente, y en los últimos años hemos visto sorpresas en muchos lugares, por lo que hay que ser cauteloso. Pero con los datos de las primarias y la situación económica y social del país, veo muy difícil, por no decir imposible, que Macri se recupere de manera que pueda ganar las elecciones”, dice el Dr. Stefan Peters, politólogo y catedrático de la Universidad Justus Liebig, de Gießen.

Para el Dr. Mirko Petersen, del Centro de Estudios InterAmericanos de la Universidad de Bielefeld, la estrategia del actual presidente no ha dado resultados: "Macri intenta echarle la culpa al gobierno anterior de Cristina Fernández de Kirchner y a la oposición actual por la situación económica, y advierte sobre la reacción de los mercados frente a un cambio de gobierno. A través de los medios de comunicación fieles a él y de una campaña sucia de distribución de fake news por redes sociales quiere salvar su puesto, pero al final hay demasiado descontento en el país. No creo que se recupere de aquí a las elecciones de octubre”.

La dupla Fernández-Fernández ha logrado aglutinar las diversas facciones del peronismo y asegurar una base de votantes para un triunfo casi seguro en las próximas elecciones de octubre.

La dupla Fernández-Fernández ha logrado aglutinar las diversas facciones del peronismo y asegurar una base de votantes para un triunfo casi seguro en las próximas elecciones de octubre.

Buena parte de los votantes que respaldaron la llegada de Macri a la presidencia en 2015 buscaban una alternativa tras 12 años de los Kirchner en la Casa Rosada, primero Néstor, y luego su mujer, Cristina, en dos períodos. Muchos confiaron en la premisa de que gobiernos más liberales, si bien no ponen el foco en lo social, pueden estabilizar la economía. Sin embargo, esta expectativa tampoco se cumplió.

En opinión de Peters, "si bien en el gobierno anterior había cosas que iban mal, el planteamiento de que el kirchnerismo es culpable de la crisis económica, a estas alturas no es suficiente. Después de todo el tiempo que Macri ha estado en el gobierno, la gente se da cuenta de que la situación no ha mejorado, sino que ha empeorado, y también para la base electoral de Macri”.

La debilidad de Macri frente al peronismo unido

Al tiempo que el mandatario ha perdido apoyo entre sus antiguos votantes, la fuerte base peronista ha superado sus diferencias por medio de la inteligente fórmula Fernández-Fernández, con la expresidenta ahora como candidata a vicepresidenta. De este modo, atrae a diferentes corrientes dentro del peronismo, no sólo a los kirchneristas.

"La campaña de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner ha sido moderada. Intentaron no polarizar demasiado. Así lograron incorporar a los peronistas de derecha alrededor de Sergio Massa”, agrega Petersen.

El experto considera que los intentos de Macri y sus aliados por eliminar al kirchnerismo de la esfera política no fueron exitosos y "la popularidad de 'CFK' y sus combatientes no ha caído suficientemente como para marginarla de la competencia por el poder”. En opinión de Peters, "la fuerza de la combinación Fernández-Fernández se explica por la debilidad del gobierno de Macri”.

"Los resultados de la presidencia de Macri son desastrosos. No pudo cumplir su promesa de parar la inflación y atraer inversores. La brecha entre ricos y pobres se amplió, Argentina se volvió dependiente del Fondo Monetario Internacional nuevamente, los trabajadores en el sector cultural y de las ciencias sufrieron recortes masivos y la política de memoria respecto a la última dictatura militar del país se vio debilitada”, subraya Mirko Petersen.

La victoria de Alberto Fernández en las elecciones primarias de agosto anuncia el regreso de los peronistas a la Casa Rosada.

La victoria de Alberto Fernández en las elecciones primarias de agosto anuncia el regreso de los peronistas a la Casa Rosada.

¿Cambio de mando anticipado?

La derrota del presidente en las primarias no hizo más que agudizar la crisis. El peso se ha devaluado más de un 20 por ciento en las últimas semanas y las recientes medidas del gobierno no logran revertir la situación.

"Sabemos que los mercados no son muy racionales y ahora vemos que el dólar se va a las nubes. Seguramente esta alza va a parar en algún momento, pero el problema de la economía tampoco es de los últimos días. El balance del gobierno en términos económicos y también sociales es bastante malo, y, a pesar de las medidas, más bien de emergencia, es difícil recuperar la economía en tan poco tiempo”, indica Stefan Peters.

Ahora que el gobierno aparentemente tiene los días contados y se ha agudizado la crisis, surge el debate en torno a eventuales elecciones y cambio de mando anticipados.

Macri ha llamado a la calma tras anunciar la renegociación de los plazos de la deuda con el FMI, y por ahora, dice Peters, todo indica que el calendario electoral debiera cumplirse. Sin embargo, observa que "el gobierno de Macri está muy débil en este momento. Incluso dentro de su propio gobierno algunos piensan que no va a poder terminar”.

¿Qué le espera a la Argentina con el casi seguro regreso del peronismo al poder? Mirko Petersen estima que la dupla Fernández-Fernández no va a llevar a cabo cambios radicales: "Lo que se puede esperar son reformas moderadas que den cierto alivio a varios sectores vulnerables. En el contexto político y económico actual del país, la región y el mundo, es muy complicado para el posible nuevo presidente iniciar nuevos proyectos progresistas. La era de los gobiernos de centroizquierda en América Latina acabó”.

(cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema