Elecciones alemanas, odisea para partidos pequeños | Alemania | DW | 09.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Elecciones alemanas, odisea para partidos pequeños

La comisión administrativa federal decidió qué partidos pequeños podrán presentarse a las elecciones generales de septiembre próximo, pero los criterios para la admisión de las 58 agrupaciones postuladas son estrictos.

El próximo 22 de septiembre de 2013, los ciudadanos alemanes no solo podrán votar por uno de los partidos establecidos, sino también por uno de los muchos partidos pequeños. De las 58 agrupaciones postuladas, solo 38 podrán aparecer en las boletas electorales.

Oskar Niedermayer, politólogo de la Universidad Libre de Berlín.

Oskar Niedermayer, politólogo de la Universidad Libre de Berlín.

Los seis partidos establecidos, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), la Unión Social Cristiana (CSU), el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD), el Partido Democrático Liberal (FDP), así como la Izquierda y los Verdes fueron admitidos a las elecciones sin ningún problema. “Si un partido está representado como mínimo por cinco diputados en el Parlamento de un Estado federado, el Parlamento alemán o el Parlamento Europeo, automáticamente es admitido a las elecciones”, dice el politólogo Oskar Niedermayer, de la Universidad Libre de Berlín.

Así, también el Partido Pirata, que está representado en cuatro Parlamentos de Estados federados, fue admitido a las elecciones, pese a haber obtenido solo un dos por ciento de los votos en las elecciones pasadas al Parlamento alemán, en 2009. Lo mismo sucede, por ejemplo, con el partido de extrema derecha NPD. 

El programa electoral no juega ningún papel

En cambio, los partidos pequeños sin mandatos están obligados a presentar una llamada carta de participación al presidente federal de la mesa electoral en la que, por ejemplo, indiquen la cantidad de sus miembros, cuántas asociaciones han fundado o el resultado de elecciones pasadas.

A partir de estos datos, la comisión administrativa federal decide “si un partido realmente desea participar en la formación de la voluntad política”, explica Niedermayer. Para ello, las agrupaciones tienen que presentar pruebas de su campaña electoral, eventos políticos y el número de sus miembros. Según el politólogo, la comisión solo toma en cuenta criterios formales, mientras que los programas electorales no juegan ningún papel. Por medio de este procedimiento, ya fueron admitidos partidos euroescépticos como la recién fundada Alternativa para Alemania (AFD) o el Nuevo Centro.  

Piratenpartei Wahlkampfstand

El Partido Pirata fue admitido a las elecciones, pese a haber obtenido solo un dos por ciento de los votos en las elecciones pasadas.

Los partidos requieren firmas

Hasta hace poco, solo después de la votación, los partidos que no habían obtenido el permiso de presentarse a las elecciones podían proceder judicialmente contra esta decisión. Entretanto, la legislación ha cambiado: hasta cuatro días después de la negativa de la comisión administrativa federal, los partidos pequeños podrán presentar una queja ante el Tribunal Constitucional de Alemania.

Después de que una agrupación haya sido reconocida como partido, el siguiente obstáculo para presentarse a las elecciones al Parlamento alemán es recabar suficientes firmas de apoyo en los distritos electorales y en el Estado federado correspondientes. Los candidatos para los distritos electorales requieren las firmas de por lo menos 200 electores. Por su parte, la lista del Estado federado de un partido necesita ser aprobada como máximo por 2.000 firmas, dependiendo de la cantidad de electores de las últimas elecciones. Finalmente, todos los partidos que hayan superado estos obstáculos, aparecerán en las boletas electorales el próximo 22 de septiembre.

Autor: Helena Baers/ VC

Editor: Enrique López    

DW recomienda

Publicidad